22 de octubre

Coronavirus

Prevención
Control

Protocolos Covid: el municipio superó los 3.500 controles a comercios y las 500 remisiones vehiculares en septiembre

La Secretaría de Control y Convivencia profundiza operativos de fiscalización a fin de verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias contra el coronavirus y las normas vigentes en general

La Municipalidad de Rosario fortaleció sus acciones preventivas y de control sobre la actividad comercial y el tránsito vehicular durante el mes de septiembre, en el marco de las distintas restricciones que fueron instrumentadas en Rosario contra la propagación del Covid-19. En ese mes, la Secretaría de Control y Convivencia superó los 3.500 controles a comercios y las 500 remisiones vehiculares.

Cabe recordar que el pasado 4 de septiembre, el gobierno provincial dispuso para la ciudad de Rosario y el sur santafesino que los locales gastronómicos sólo podían permanecer abiertos durante las veinticuatro horas del día para brindar exclusivamente los servicios de envío a domicilio (delivery), y hasta las 22 horas bajo la modalidad "para llevar" (take away) con la dotación mínima de personal estrictamente necesario a esos fines, mientras que los comercios minoritas debían permanecer cerrados.

El viernes 11 de septiembre se habilitó la modalidad “take away” para los negocios que accedieron a abrir sus puertas pero sin dejar pasar a los clientes. En tanto, el 18 siguiente, las restricciones fueron extendidas siete días más hasta que el 26 de septiembre pasado, el gobierno provincial determinó la habilitación comercial de 13 a 19.30 en el centro y en los barrios de 9 a 13 y de 16 a 19.30, y los sábados de 9 a 19.30. En este nuevo período, los negocios pueden permitir el ingreso de clientes pero queda limitado a una persona por vendedor cada 40 metros cuadrados. La espera es afuera del local y no se pueden usar probadores. Por su parte, los locales gastronómicos están abiertos de 8 a 24, hasta las 20 para llevar (take away) y hasta las 24, delivery.

A lo largo de las restricciones y habilitaciones concedidas, las áreas de control municipal agudizaron los controles tanto en el funcionamiento de los comercios a fin de garantizar el respeto de las normas dispuestas en cada período, como también del tránsito vehicular. “El respeto de las normas vigentes y de los protocolos sanitarios que previenen la propagación del coronavirus, así como también del cumplimiento de las normativas que regulan la circulación permiten promover condiciones seguras para los ciudadanos y ciudadanas”, señaló en este sentido la secretaria Carolina Labayru.

En este marco, se concretaron 3.545 inspecciones sobre el rubro comercial a lo largo de septiembre, con el saldo de 18 actas labradas por incumplimientos menores, 8 ceses de actividad y 4 clausuras.

Más allá de estas irregularidades detectadas vinculadas en su mayoría a los protocolos Covid-19, se ha evidenciado un alto acatamiento a las diversas medidas.

En relación al tránsito, durante el último mes se efectuaron 112 operativos de tránsito en los cuales se remitieron 548 vehículos -211 autos y 337 motos- debido a que los conductores respectivos no pudieron acreditar la documentación reglamentaria o bien, no contaban con los elementos de seguridad obligatorios.

Cabe recordar que el 26 de septiembre pasado, el gobierno santafesino ordenó que después de las 20, la circulación vehicular sólo es permitida para las personas que cuenten con permisos especiales brindados en pandemia y el traslado a un bar o restaurant debe hacerse en transporte público o a pie. Más allá de este nuevo escenario, las fiscalizaciones sobre el tránsito han sido fortalecidas con el objetivo de garantizar una circulación ordenada y segura tanto para conductores como para peatones.