25 de octubre

Transporte

Economía
Intendencia

Transporte: el municipio transfirió los $ 36 millones correspondientes al fondo compensador

"Cumplimos con lo que podemos hacer", remarcó Javkin y recordó que la crisis excede al ámbito local. Son muchas las ciudades afectadas en el marco del desigual reparto de subsidios nacionales

El intendente Pablo Javkin informó que este martes 7 de julio la Municipalidad aportó 36 millones de pesos correspondientes al fondo compensador del transporte en un renovado esfuerzo del Ejecutivo local para superar el conflicto que mantiene paralizado el servicio en Rosario al igual que en otras grandes ciudades del interior del país en razón de la desigual asignación de subsidios nacionales para el sector.

"Hay paros en ciudades como Córdoba, Tucumán, Paraná, Comodoro Rivadavia y Catamarca. No es un tema que abarca sólo a Rosario. Tiene que ver con la llegada del subsidio nacional y con el retraso del pago del aguinaldo a los choferes. En el caso del área metropolitana de Buenos Aires se pudo pagar porque hubo un refuerzo de subsidios”, recordó el intendente.

Y añadió: “Nosotros cumplimos con lo que podemos hacer. Transferimos lo que nos toca transferir, pero está muy claro que este es un sistema que desde el 20 de marzo recauda, en el mejor de los casos, el 25 por ciento de lo que recaudaba, tendrá dificultades si no se encuentra una solución de aportes que compense esa caída. Eso es lo que se da en la zona central del país y es lo que paraliza el transporte en el interior”.

El nuevo paro de transporte urbano que afecta al interior del país está motivado en la falta de pago del sueldo anual complementario (SAC) a los trabajadores del sector, razón por la cual el gremio decretó el corte de servicio por tiempo indeterminado hasta ver cumplimentado su reclamo.

Javkin remarcó que la Municipalidad hizo "lo que le corresponde” para destrabar el conflicto. “Hoy vamos a poner el dinero del fondo compensador del municipio, que es más importante que el mes anterior debido a la mejora de la actividad. Creció a 36 millones de pesos contra 25 del mes anterior. Ese dinero irá al bolsillo de los trabajadores y estimo que la provincia hará lo mismo”, completó.

El titular del Palacio de los Leones recordó además que en la fecha delegados de la Unión Tranviarios Automotor y de la cámara que agrupa a las empresas del rubro se reunirán en Buenos Aires con la expectativa de que al fin se sumen los subsidios nacionales para saldar la deuda salarial y normalizar la actividad.

Javkin insistió en que el del transporte urbano es uno de los probemas más complejos profundizados por la pandemia y que es urgente "encontrar una solución de fondo".

Intensas gestiones

Cabe recordar en este sentido que a fines de mayo y ante una de las primeras huelgas de choferes en el marco de la pandemia Javkin mantuvo un encuentro con sus pares de Santa Fe, Córdoba, Paraná y San Carlos de Bariloche para profundizar gestiones comunes ante la crítica situación por la que atraviesa el transporte urbano de pasajeros, al cabo del cual se consensuó un pedido conjunto a los legisladores nacionales de las respectivas jurisdicciones a fin de que impulsen "la extensión y refuerzo de las compensaciones nacionales" que permitan el sostenimiento de las empresas prestatarias del interior del país, fuertemente afectadas por la inequidad distributiva vigente en favor de Buenos Aires y su área metropolitana (Amba)".

En la carta destinada a los legisladores nacionales (que Javkin remitió oportunamente a senadores y diputados por Santa Fe de todos los partidos) se alertó sobre "la delicada situación económica y financiera del servicio público de transporte automotor" en las ciudades del interior, "fuertemente afectadas por las históricas asimetrías de distribución de compensaciones nacionales".

"Con las últimas modificaciones en la estructura de subsidios nacionales -recordaron Javkin y sus pares-, las empresas del interior accedían a cuotas fijas y mensuales del Fondo Compensador del Interior, el cual venció el 30 de abril. En tanto, las empresas que prestan servicios en jurisdicciones nacionales mantienen y acceden a subsidios que compensan las diferencias monetarias entre las tarifas técnicas y las tarifas vigentes".

Los intendentes afectados remarcaron en la nota que la coyuntura afecta tanto a las ciudades con y sin el sistema SUBE, las que no cuentan con subsidios nacionales "que permitan posibilitar la prestación de este servicio público, considerando también que la SUBE es un subsidio a la demanda pero que resulta ineficiente en esta situación particular, que requiere asistir a la oferta de prestación".

Ello contrasta con el hecho de que, paralelamente, las empresas de prestación en Amba (jurisdicción nacional) "cuentan con subsidios que contemplan las diferencias de costos y tarifas, sin considerar, aun, que coexiste el servicio con sistemas de transportes alternativos y complementarios con altos índices de subsidio también, como trenes y subterráneos".

El reclamo elevado a los legisladores nacionales enfatizó a la par que en el contexto de emergencia sanitaria el sector de transporte ha sufrido crecientes desequilibrios económicos "que han sido sorteados con el esfuerzo conjunto de las empresas operadoras y los Estados municipales y provinciales, lo que ha posibilitado la continuidad en la prestación de los servicios, garantizando movilidad para el personal exceptuado que cumple funciones esenciales dentro de cada ciudad".