10 de julio

Salud

El municipio brinda recomendaciones para lograr una buena alimentación en tiempos de aislamiento

Una dieta rica en frutas y hortalizas también contribuye a la ingesta de agua y a incorporar nutrientes que ayuden a reforzar el sistema inmunológico y saludable.

En el marco de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que rigen en todo el país, la Municipalidad de Rosario -a través de la Secretaría de Salud Pública- brinda una serie de recomendaciones para tener una alimentación saludable.

Es importante intentar organizar la alimentación en casa en cuanto a los horarios y a los productos. Según los especialistas, se puede comer hasta 6 veces al día, pero en forma planificada y en pequeñas porciones: desayuno, colación, almuerzo, merienda, colación de la tarde y cena. También se sugiere elegir opciones lo más saludable posibles, y en una de ellas permitirnos algo menos saludable.

Es recomendable ver qué tipos y cantidad de alimentos se tiene a disposición en el hogar para después organizar las compras.

Es aconsejable tomar abundante cantidad de líquidos, fríos o calientes. Siempre tener a mano una botella de agua, o bien aguas saborizadas caseras, preferentemente sin azúcar.

También puede ser útil el consumo de caldos y sopas de vegetales, infusiones, licuados y té de distinto tipo.

Una dieta rica en frutas y hortalizas también contribuye a la ingesta de agua y a incorporar nutrientes que ayuden a reforzar el sistema inmunológico y saludable. Se debe evitar, en lo posible, el consumo excesivo de bebidas azucaradas y alcohólicas.

En cuanto al tipo de frutas y hortalizas, todas son bienvenidas, pero es mejor si son frescas y de temporada.

Esta es una buena ocasión para aprender a cocinar saludable, elaborar alimentos saludables, para disfrutar en familia. Se pueden cocinar panes caseros con semillas y harinas integrales; gelatinas con frutas; omelettes con verduras; panqueques con frutas; jugos naturales; licuados y ensaladas de frutas, por ejemplo.

Se recomienda elegir cereales integrales procedentes de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral, o la alternativa sin gluten para personas celíacas) y consumir legumbres en ensaladas o en guisos. Hay que tratar de cocinar estos alimentos con verduras (pastas, arroz y legumbres convenidas con verduras de cualquier tipo).

Darse un gusto también está permitido pero en la versión más saludable que se pueda. Por ejemplo, si se toman varias veces infusiones al día, se puede acompañar una de ellas con una golosina, pero las restantes infusiones van solas o con una opción saludable (fruta, queso, frutos secos, frutas desecadas). Si se opta por los salados, un pequeño puñado de frutos secos o algún snack de sabor fuerte, ya que con muy poca cantidad se puede estar satisfecho.

Es aconsejable consumir frutos secos (almendras, nueces, maníes) y semillas (de girasol, calabaza) ya que son una excelente opción siempre que sean naturales o tostados, evitando los frutos secos fritos, endulzados y salados.

Una alternativa para estos días es pasar más tiempo en la cocina, siempre con los cuidados necesarios cuando se encuentran niños y niñas, y probar recetas nuevas y saludables. Este es el momento y la oportunidad para cocinar más verduras o aquellos alimentos que no se hacen con frecuencia por la falta de tiempo. Si se elabora comida en cantidad, se aconseja aprovechar y freezar en porciones para disponer luego y evitar tentaciones mayores.

A la hora de cocinar, que sea siguiendo una planificación, cocinando alimentos que se encuentran en casa y que eviten todo lo posible las salidas de casa.

Como limpiar y cuidar los alimentos

Los virus no se desarrollan en los alimentos, pero pueden convertirse en el vehículo para llegar a la población. El virus puede llegar fundamentalmente por las mismas personas, al hablar, al estornudar o por tocarlas con las manos que no estén correctamente higienizadas.

Como consumidores, nuestras manos son la principal forma de transmisión de enfermedades, en este caso el coronavirus. Lavarnos las manos con agua y jabón resulta fundamental.

Cuidados en comercios

En supermercados y autoservicios es importante tener en cuenta que este virus en lugares frescos y húmedos tiene una excelente viabilidad; si a esto le sumamos el autoservicio, la constante manipulación de los productos envasados potencia su propagación cuando se encuentran en las góndolas. Por lo tanto, es muy importante mantener los espacios higienizados.

En comedores y rotiserías también hay que extremar medidas de higiene. Hay que limpiar frecuentemente superficies, mesas, cajas registradoras, barras, barandas, picaportes, mostradores, maquinarias, teléfonos y pasamanos, etc, con desinfectante y evitar contaminación cruzada.

Ventilar los ambientes, mantener una adecuada distancia entre los trabajadores, limpiar filtros y rejillas de equipos de climatización. También es necesario el lavado de manos del personal en forma reiterada.

Además, se recuerdan las siguientes recomendaciones:

  • Evitar el contacto de las manos con el rostro.
  • Toser y/o estornudar sobre el pliegue del codo.
  • No hablar, toser, ni estornudar sobre la línea de producción.
  • En caso de ser necesario utilizar pañuelos descartables y desecharlos inmediatamente al cesto de residuos.
  • No compartir mate ni elementos personales.
  • Evitar saludos con contacto físico.
  • En caso de tener síntomas, informarlo inmediatamente al responsable de la planta.

Limpieza en el hogar

Cuando se llega al hogar, limpiar y desinfectar los productos envasados antes de ingresarlos a las heladeras.

En el caso de frutas y verdura, para una correcta higiene, es importante sumergirlas en agua con jabón o detergente (lo suficiente apenas para que haga algo de espuma), enjuagarlas y luego colocarlas nuevamente en agua con algunas gotas de cloro (una cucharada de cloro en 10 litros de agua) durante algunos minutos para luego y enjuagar antes de consumirlas.

Ante toda manipulación de alimentos es fundamental el lavado frecuente de las manos con agua y jabón, siguiendo el procedimiento adecuado. Es importante que se cuente con jabón líquido y papel de secado de un solo uso o secadores automáticos de aire. No se recomienda el uso de jabones en pastilla o toallas de tela.