22 de junio

Temas del día

Control

La GUM decomisó gran cantidad de pirotecnia en la puerta de la escuela Dante Alighieri

Fue luego de denuncias por ruidos molestos en el cantero central de bulevar Oroño al 1100, en el horario de ingreso de estudiantes al establecimiento educativo.

Alrededor de las 7 del martes 17 de marzo, y luego de recibir varios llamados por ruidos molestos, personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) acudió a bulevar Oroño al 1100, donde un importante número de personas se manifestaba con cánticos y ruidos que resultaban inoportunos para los vecinos de la zona.

Ante esto, el personal de la GUM intentó disuadir a los jóvenes, que se presume eran alumnos de la escuela Dante Alighieri, y luego procedieron a inspeccionar un bolso que tenían, donde hallaron una caja de cartón con una importante cantidad de pirotecnia.

En total se trataba de 15 blister de petardos, 2 cajas de petardos, 10 paquetes de 50 unidades de petardos, 2 baterías 100 tiros, 19 bombas de estruendo, 1 mortero, 1 cañon de 2 pulgadas, 1 batería de 25 tiros, 1 batería de mil tiros, 2 bengalas de humo y 5 rompe portones. El recuento de estas cosas se realizó junto a directivos del Colegio, quienes actuaron de testigos a la hora de constatar la falta.

En relación a esto, el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, relató: “Es una pena que tengamos que volver a realizar este tipo de intervenciones. Llamamos a la conciencia de los padres, para que les hagan entender que estas manifestaciones atentan contra la convivencia de los vecinos”.

Bajo la misma tónica, el funcionario municipal continuó: “Uno entiende la felicidad de los chicos que transitan su último año de cursado, pero eso no es justificativo para irrumpir con el orden público y causarle molestias a los vecinos del lugar. Esperamos que el mismo colegio tome cartas en el asunto, pero al mismo tiempo que los padres sean quienes concienticen a los hijos”.

Vale remarcar que la comercialización, uso o tenencia de pirotecnia está prohibida en la ciudad de Rosario por la ordenanza 7.571 sancionada en 2003. A fin de año pasado se realizó un importante decomiso en los festejos en el último día de clases, como así también varias botellas de alcohol.