9 de diciembre

Infancias

Intendencia

Los Consejos de Niñas y Niños de Rosario proponen crear refugios para pájaros urbanos

Chicas y chicos de 9 y 10 años presentaron ante la intendenta Mónica Fein su proyecto 2019, Alerío, que diseñaron a lo largo del año pensando en el espacio público y la convivencia.

Este jueves 28 de noviembre, en la Ciudad de los Niños (Vélez Sarsfield 164), se presentó, ante la intendenta Mónica Fein, Alerío: Paradas amigables para pájaros urbanos, el Proyecto 2019 de los Consejos de Niñas y Niños de Rosario. La propuesta, elaborada a lo largo de un año de trabajo por chicas y chicos de 9 y 10 años, consiste en la creación e instalación de casitas y hogares abiertos para que las aves descansen, tanto en espacios públicos como en casas y balcones.

Durante la actividad, y luego de que las autoras y los autores dieran a conocer este nuevo proyecto para mejorar la convivencia de la ciudad, la intendenta Fein les expresó su agradecimiento y los felicitó "por haber trabajado todo el año pensando en la ciudad".

"Es muy importante lo que han hecho para los que tenemos que gobernar, para que los gobernantes pensemos en una ciudad en escala para los niños y niñas que la habitan", señaló muy emocionada, y recordó: "Los Consejos surgieron durante la intendencia de Hermes Binner quien comprendió que a los niños hay que escucharlos. Y esta propuesta me llena de orgullo y alegría, que piensen en los pájaros, en respetar su libertad, en garantizarles refugio y cuidado, y sobre todo poder escucharlos. Es un mensaje muy valioso que sirve para todos".

"Esta es mi última charla con los Consejos de niñas y niños pero a este proyecto se lo vamos a transmitir al intendente electo, quien estará aquí para escucharlos en los próximos años", aseguró la mandataria.

Este año, los Consejos de Niñas y Niños, integrados por alumnas y alumnos de escuelas de Rosario de 9 y 10 años, se reunieron semanalmente en tres espacios: la Casa de la Cultura Barrio Alvear de zona sudoeste, el Centro Municipal Distrito Noroeste y La Ciudad de los Niños, encuentros en los que charlaron y debatieron sobre sus intereses e interrogantes en relación a la ciudad, el espacio público y las formas de convivencia.

Además, cada quince días, recorrieron espacios públicos icónicos de la ciudad, convirtiendo a la participación no sólo en un cruce de puntos de vista sino también en una experiencia de conocimiento y ciudadanía.

De este trayecto compartido surgió Alerío: Paradas amigables para los pájaros urbanos, el proyecto 2019.

Así, en el marco de la presentación, niñas y niños que integran los Consejos fueron aportando sus argumentos y miradas sobre la propuesta. “Queremos que los pájaros sean libres y que tengan dónde descansar cuando estén cansados de tanto aletear”, comentó una de las chicas. Otro de los chicos aclaró que “las casitas no son para que estén encerrados, sino para que tengan un refugio cuando llueve”.

Además, todos coincidieron en la importancia de recuperar el sonido de los pájaros para la ciudad, en medio de tanto ruido. Y también pensaron la manera de promover y contagiar su idea. “Cuando uno ve a alguien andar en bicicleta, le dan ganas de andar en bicicleta. Si uno hace una casita, sus vecinos van a querer tener una también”, afirmaron muy convencidos.

Por su parte, la directora de la Ciudad de los Niños, Meri Affranchino, contó que el proyecto surgió a raíz de las visitas que realizaron al Bosque de Los Constituyentes, a la mansión de Villa Hortensia y a El paseo del caminante, entre otros espacios públicos donde realizaron avistajes de aves, y señaló que "el objetivo de los chicos con sus proyectos a escala ciudad es sensibilizarnos con el cuidado del medio ambiente y la convivencia y mejorar la calidad de vida”.

En el encuentro también estuvieron presentes el secretario de Cultura y Educación, Guillermo Ríos; la directora General de Pedagogía Urbana, Carolina Balparda, y padres, madres y familiares de niñas y niños.

Consejo de Niños

Consejos de Niñas y Niños

En el año 1996 nuestra ciudad se sumó a la iniciativa del pedagogo italiano Francesco Tonucci de crear Consejos de Niñas y Niños como una forma de lograr que las personas que toman las decisiones en las ciudades escuchen a los chicos que las habitan. Es así como año a año los consejeros rosarinos piensan, discuten, y deciden entre todos y desde diferentes puntos de la ciudad un proyecto que le presentan a las autoridades municipales. 

En ediciones anteriores, los consejeros lograron el establecimiento por ordenanza municipal del Día del Juego y la Convivencia, invitaron a vestirse con prendas coloridas y pintar los toboganes de las plazas, convidaron a los adultos a sentarse en la vereda para hacerlos sentir cuidados mientras juegan, impulsaron la incorporación de plantas para atraer mariposas y diseñaron una campaña para recuperar el saludo de Buen Día. 

En todos los casos, las propuestas de los Consejos buscan connotar al espacio público como lugar mimado para crecer juntos, para aprender de lo vivido, lo imaginado y transitado.