26 de septiembre

Internacionales

La intendenta Fein firmó un acuerdo de hermanamiento con la ciudad de Almaty

Por medio de videoconferencia, se formalizó el pacto de cooperación e intercambio con la ciudad más importante de la República de Kazajistán

Este martes por la mañana, la intendenta Mónica Fein concretó un acuerdo de hermanamiento con Bakhytzhan Sagintayev, alcalde de Almaty (República de Kazajstán). A través de una videoconferencia, la mandataria se reunió con las máximas autoridades de la ciudad kazaja para formalizar la primera unión de este tipo entre una ciudad de América Latina y una de Asia Central.

“Para nosotros es de mucho interés y mucho valor celebrar este acuerdo entre nuestras ciudades, que se enmarca en esta agenda propicia que venimos desarrollando en la ciudad y que de este modo profundizará vínculos. Rosario es una ciudad de gran importancia estratégica en el Mercosur, así como Almaty lo es para Kazajistán”, afirmó Fein durante el encuentro.

El hermanamiento comprende el intercambio cultural y de cooperación, donde ambas partes se comprometieron a apoyar el establecimiento de contactos entre las instituciones culturales, educativas, comerciales y de turismo de cada ciudad. Asimismo, se promocionarán acciones y proyectos en el ámbito socio-económico.

Durante la reunión, acompañaron a la intendenta el Embajador de Kazajistán en Brasilia, Kairat Sarzahanov, el Cónsul Honorario de Kazajistán en Rosario, Gustavo Gutiérrez, y el director general de Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Rosario, Sergio Barrios, y la embajadora de Buena Voluntad de Kazajstán, Irina Vagner, nacida en Almaty.

Desde 2016, Rosario viene estrechando sus lazos institucionales con la República de Kazajistán. En ese mismo año, se abrió en la ciudad el primer Centro Cultural Kazajo de América Latina y desde entonces se viene trabajando en la concreción de varias iniciativas como el hermanamiento con Almaty.

“Quiero destacar que la firma de este acuerdo de hermanamiento de Rosario y Almaty es una iniciativa organizada por el Centro Kazajo de Rosario y la Municipalidad de Rosario, a través de la Dirección de Relaciones Internacionales en el marco de la primer visita del embajador en el año 2016. Es decir que este acuerdo es el resultado de un trabajo articulado entre nuestro municipio, que se viene desarrollando hace tres años junto al Cónsul Honorario de Kazajistán en Rosario y el Centro Kazajo”, aseguró la intendenta.

“Estamos muy felices. Nosotros empezamos a hacer conocer a la ciudad de Almaty en Rosario a través de nuestro Centro de Cultura. La apertura de Rosario es increíble y queremos agradecer porque siempre nos abrieron las puertas en la Intendencia para lograr cada iniciativa por más ambiciosa que sea”, expresó por su parte el cónsul Gutiérrez.

“Hoy es un día histórico, porque es la primera vez que se hermana una ciudad latinoamericana con una ciudad de Asia Central, y nos llena de orgullo que sean Rosario y Almaty. Las relaciones comerciales no son ajenas a la vinculación entre nuestras ciudades. Los intereses de las empresas que actualmente exportan desde la región de Rosario a Kazajistán nos impulsan a generar estos marcos apropiados desde lo institucional, para que las relaciones fluyan y de este modo podamos conectar al Mercosur con Asia Central”, indicó Fein, en referencia a los productores santafesinos que exportan pulverizadores al país asiático.

Almaty es la segunda ciudad de Kazajstán, aunque la más poblada y cosmopolita. Con una población aproximada de 2.000.000 de habitantes, es el principal centro cultural y financiero del país. Fue capital de Kazajistán y de su predecesora República Socialista Soviética de Kazajistán entre 1929 y 1998, cuando la capital se trasladó a Astaná. Está ubicada en la zona montañosa del sur del país y cuenta con múltiples atractivos turísticos vinculados a su belleza natural. El nombre Almatý es la forma adjetivada del sustantivo "manzana", ya que se considera que este lugar es el hogar ancestral de esa fruta.

Como coronación del acuerdo, las autoridades de ambas ciudades expresaron la voluntad de generar un lugar específico en el espacio público rosarino para dejar una huella física del hermanamiento. “Rosario nos permite ser primeros a nosotros y eso también la hace primera. Tenemos el primer Centro Cultural y vamos a tener la primer plaza, a la cual Almaty va hacer una donación de su máxima representación que es la manzana”, concluyó el Cónsul.