13 de julio

Obras

Transporte

Fein supervisó junto al presidente de Adif la marcha de las obras del nuevo ramal a Retiro

La intendenta y Ariel Franetovich recorrieron el tendido ferroviario que avanza en torno al obrador de General Lagos y la estación cabecera Rosario Sur.

La intendenta Mónica Fein recorrió el miércoles 10 de septiembre, junto al presidente de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (Adif), Ariel Franetovich, las obras en curso de la nueva estación de trenes Rosario Sur (ex Apeadero, en San Martín al 6000) así como los trabajos de tendido del nuevo ramal en la zona de General Lagos, donde se encuentra emplazado uno de los 11 obradores dispuestos para la ejecución de la nueva conexión ferroviaria Rosario-Retiro.

Durante la recorrida, la intendenta se interiorizó sobre los avances en la construcción del tendido ferroviario y, al respecto, explicó: “Estuvimos junto a Ariel Franetovich en la zona de General Lagos, en las cercanías de nuestra ciudad, con el fin de ver cómo avanza el plan de obras que se está llevando adelante para este ramal. Además, visitamos las obras de lo que será la Estación Rosario Sur y dialogamos sobre los plazos en los que ambas intervenciones estarán terminadas”.

La titular del Ejecutivo local explicó que está avanzada la primera etapa de construcción de la estación que se emplaza en San Martín al 6000: “Ya se está construyendo el andén, así como se está avanzando en la infraestructura general. Nos comprometimos a que en el primer semestre del año próximo estará concluída la estación para que el tren pueda llegar a Rosario cuanto antes. En diciembre va a estar terminado el andén y muy avanzada la estación”.

Por su parte, el director de Adif señaló que “el ministro (del Interior y Transporte) Florencio Randazzo nos manda permanentemente a recorrer las obras y a cumplir con el compromiso de llegar a fin de diciembre con la mitad de la intervención finalizada. Esto significa tener terminada la totalidad de una de las dos vías”. En este sentido, Franetovich indicó que para Rosario se prevén dos vías, una ascendente y otra descendente, y que “con una de las vías desarrolladas ya puede llegar el tren a la ciudad”.

Asimismo, subrayó: “Lo que venimos haciendo es comprometer a todos los intendentes de las localidades por las que pasará el tren. A nosotros nos sirve mucho el control de todos los intendentes en todas las regiones, que hablen con las empresas (adjudicatarias) y que sepan que hay un compromiso de llegar con los plazos”.

El tren Rosario-Buenos Aires implica once tramos y veinte empresas involucradas. “En Rosario hay una expectativa de toda la comunidad y de la sociedad con la llegada del tren, por lo que además del compromiso contractual que se ha firmado con Adif está también el control y la presión social para llegar en término”, concluyó Franetovich.

Acompañaron a la intendenta en la recorrida por las obras de la Estación Rosario Sur la secretaria de Obras Públicas, Susana Nader; el secretario de Planeamiento, Pablo Barese; la secretaria de Servicios Públicos, Clara García; la vicedirectora del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat, María Inés Capón, así como funcionarios de Adif y directivos de las empresas involucradas en las intervenciones.

La estación Rosario Sur

Los trabajos para la construcción de la nueva estación de tren que será la cabecera del servicio de pasajeros a la ciudad de Buenos Aires –ex Apeadero Sur, en San Martín al 6000, distrito Sur– comenzaron el 27 de agosto pasado con la demolición de antiguas estructuras y tareas de nivelación del suelo.

La empresa a cargo de los trabajos es la unión transitoria (UTE) conformada por De Paoli- Trosce Constructora SRL y Prat SRL, adjudicataria de la licitación con una cotización de $ 43.666.563,42.

Cabe destacar que esta misma UTE está a cargo de las obras correspondientes a la primera etapa de los trabajos en torno al ex Apeadero, correspondientes a la construcción del andén y su cubierta.

El proyecto incluye explanada y hall de acceso, boleterías, oficinas de guardia, sanitarios para el personal y el público. También contempla la ejecución de escaleras mecánicas, ascensor, sala de espera, cafetería, depósitos, sala de máquinas y escaleras de emergencias.

La marcha del proyecto

En junio pasado, el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo estuvo en Rosario para presentar junto a la intendenta y el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, una formación ferroviaria similar a la que el año próximo unirá la ciudad de Rosario con Buenos Aires, compuesta por una locomotora; un furgón usina; dos coches dormitorio, dos coches pulmann, uno con acceso y confort para discapacitados; un coche restaurante; dos coches de primera clase; un coche furgón-encomiendas y otro con camarotes para el personal. 

En referencia a los trabajos en curso, Randazzo aseguró que los 11 obradores que tienen a su cargo las tareas estaban trabajando a buen ritmo. “Esperamos que los empresarios cumplan con los tiempos previstos, para que, como ya lo dijimos, en el primer trimestre del próximo año podamos tener los trenes arriba de la vía y circulando”, exprresó.

En referencia a los coches, indicó que son “del siglo XXI, de última generación, con muchas medidas de seguridad, suspensión neumática, lo que hace que el viaje sea mucho más placentero, aire acondicionado, apertura y cierre de puertas inteligente”.

Sobre el tiempo, adelantó que está previsto que el tren cubra el trayecto en tres horas y media y si bien no hay hasta el momento precisiones sobre el costo del pasaje, adelantó que será “la mitad del precio que tiene el viaje en micro”. Además, admitió que en una primera etapa está previsto que cada formación transporte 470 pasajeros. “Pensamos que a medida que vayamos poniendo el servicio en circulación, como pasa en otros ramales, iremos sumando pasajeros”, sostuvo.