5 de diciembre

Ambiente

Rosario adhirió al Programa Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos

Un tercio de los alimentos que se producen en el país se tiran. Con la propuesta se busca coordinar y comprometer a distintos actores para lograr disminuir los desechos.

El objetivo del programa es formalizar la articulación y el compromiso institucional de las entidades adherentes a fin de contribuir a la atención de esta problemática y la construcción de sistemas agroalimentarios sostenibles, en tanto la adhesión implica el desarrollo conjunto y coordinado de acciones en, al menos, uno de sus tres ejes planteados: Gobernanza y Alianzas; Investigación, Tecnología y Conocimiento; e Información y Comunicación.

En este marco, el jueves 22 de septiembre funcionarios municipales estuvieron presentes en el Ministerio de Agroindustria de la Nación para concretar la suscripción de la Municipalidad de Rosario en la conformación de la Red Nacional para la Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos.

En la ocasión, la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, señaló: “Este convenio es un impulso para seguir profundizando las estrategias que llevamos adelante desde el Municipio con el fin de reducir los desperdicios de alimentos”.

Estuvieron presentes en el evento el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile; el secretario de Agregado de Valor, Néstor Roulet; los titulares del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Amadeo Nicora, y del Senasa, Jorge Dillon; el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Macchiavelli; los reconocidos chefs Narda Lepes y Ernesto Lanusse, representantes de las instituciones adherentes y funcionarios.

Vale destacar que Rosario fue seleccionada por el Banco Mundial en el año 2015 para llevar adelante un proyecto de consultoría técnica en el cual se desarrollaron estudios de base del marco legal, estrategias de comunicación, implementación de campañas y un relevamiento de 160 grandes generadores del rubro alimenticio, para estimar la cantidad de residuos orgánicos generados. El desperdicio de alimentos es una problemática global, pero para abordar acciones a nivel local que impliquen cambios en la ciudadanía, en la ciudad de Rosario se priorizó trabajar sobre el consumo y la reducción de desperdicio de alimentos.

En este sentido, en el año 2015 se presentó la campaña Los alimentos no se tiran con la finalidad de instalar el tema en la ciudadanía y el objetivo de lograr un consumo más responsable y disminuir el desperdicio de alimentos, en hogares principalmente.