18 de enero

Seguridad

Convivencia

El Consejo Económico y Social debatió sobre Seguridad y Justicia

Representantes de instituciones de la comisión de Convivencia se reunieron con ministro de Justicia de la provincia de Santa Fe, Ricardo Silberstein.

Integrantes de la comisión de Seguridad y Convivencia del Consejo Económico y Social se reunieron con Ricardo Silberstein, ministro de Justicia de la provincia de Santa Fe. El objetivo del encuentro fue debatir sobre seguridad y justicia, una de las líneas estratégicas de acción que se pactó trabajar desde este espacio de discusión.

La reunión contó con la presencia del secretario general y coordinador municipal de la comisión, Pablo Javkin; y el coordinador institucional y representante del grupo Trascender, Enrique Bertini, entre otros.

Al iniciar la reunión, Bertini tomó la palabra y resaltó la necesidad de realizar un cambio de paradigma en la justicia. “Es importante pensar tanto en métodos alternativos de resolución de conflictos como en la participación activa de la víctima, no solamente en el proceso de enjuiciamiento, sino también en el proceso posterior  que tiene que ver, a nuestro entender, con la seguridad”, dijo. Y agregó que el objetivo de la reunión es saber qué piensa el Ministerio de Justicia y qué visión tiene a futuro con respecto a este nuevo paradigma.

En este sentido, Silberstein resaltó el rol central de la víctima en el proceso penal. “Quien comete un delito tiene que tener una pena. La impunidad rompe el pacto y el tejido social, por eso es importante que en el proceso penal la víctima participe”, señaló el ministro.

"Yo tengo una mirada dentro del proceso penal centrada en la víctima. Hay que escuchar a la gente, la función del derecho penal es poder darle una respuesta a la sociedad civil”, agregó.

Silberstein aseguró que el motor del sistema acusatorio son los fiscales pero que es cierto que a veces no cuentan con infraestructura ni con recurso humano para trabajar. Esto se debe a que hoy conviven dos sistemas: el sistema penal viejo y uno nuevo que impide el nombramiento de más fiscales con sus respectivos empleados.

Sumando a esta temática afirmó que “todo se acomoda si hay buenos fiscales, con compromiso, recursos y capacitaciones. Envié un proyecto al legislativo en el que propuse que los fiscales no necesariamente tienen que tener dos años de residencia  en Santa Fe, y así incorporar más gente y que tengamos una mayor posibilidad de respuestas”, sostuvo. También mencionó que elaboró un proyecto para unificar el sistema penal viejo con el nuevo y de esta forma agilizar el trabajo.

Además de esos proyectos concretos, el ministro de Justicia destacó la importancia de formar civiles en la investigación del delito ya que es un tema ausente en la formación de las facultades de Ferecho. También se refirió a la necesidad de discutir e implementar un código de faltas que funcione.

Al finalizar, Silberstein resaltó la importancia de contar con el apoyo de las instituciones de la sociedad civil para llevar adelante estos cambios y consideró relevante generar más espacios de diálogo y debate. Con ese objetivo se definió invitar a diferentes actores para que se sumen a la discusión y aporten, desde su lugar, a consolidar un cambio de paradigma en la seguridad y justicia.