27 de mayo

Movilidad

Obras
Control

La Municipalidad colocó retardadores de velocidad en Bv. Oroño y Andrade

Con el objetivo de impedir excesos de velocidad y evitar picadas ilegales en esa zona del importante corredor, donde se vienen desarrollando múltiples operativos vehiculares.

La Municipalidad de Rosario culminó la colocación de dos retardadores de velocidad (técnicamente llamados ‘speed humps’) sobre Bv. Oroño en su intersección con Olegario V. Andrade, dispuestos en ambos sentidos de circulación. La intención de la iniciativa es impedir excesos de velocidad y evitar las corridas de picadas ilegales sobre esta transitada arteria.

De esta manera, vecinas y vecinos de la zona se verán favorecidos y se mejorará potencialmente la seguridad vial en este corredor, ya que la medida desalienta los comportamientos riesgosos e irresponsables en la conducción, a los que suele sumarse la carencia de elementos de seguridad y la generación de ruidos molestos.

Cabe recordar que la Municipalidad lleva adelante gran cantidad de controles intensivos, dinámicos y estáticos en distintos puntos de la ciudad, con el objetivo de seguir disminuyendo los índices de siniestralidad, lesiones y mortalidad. También se controla el uso indebido del espacio público, como las carreras de velocidad. 

En este marco, sólo durante los dos primeros meses del año la Dirección General de Tránsito de la Municipalidad llevó adelante más de 1.300 inspecciones vehiculares sobre Bv. Oroño, en su intersección con calle Lamadrid, con 894 controles de alcoholemia. En total, se produjeron 80 remisiones, 41 de ellas por alcoholemia y las 39 restantes por falta de documentación o elementos de seguridad.

La mecánica del trabajo consiste en la exigencia, por parte del municipio, de la documentación y elementos de seguridad (además de los controles de alcoholemia y narcolemia), mientras que las fuerzas de seguridad santafesinas y federales que acompañan los procedimientos solicitan las identificaciones y realizan la búsqueda de armas de fuego, drogas y verificación de los vehículos para constatar si tienen o no pedido de secuestro.