22 de febrero

Temas del día

Deportes

Deporte e historias de vida: Alma Pentorari, del playón municipal comunitario a la selección

La base surgió del proyecto Movete Jugando Básquet: “Fui becada por el club Temperley y este fin de semana jugaré el Campeonato Argentino de Federaciones U13 en Entre Ríos”, contó la rosarina

El Campeonato Argentino de Federaciones de básquet ofrece este fin de semana una nueva edición bajo la modalidad U13: Concepción del Uruguay es durante este sábado 22 y domingo 33 sede del certamen federal, y Rosario está representada por un puñado de chicas que sueñan con seguir creciendo en esta pasional disciplina.

Entre las seleccionadas del combinado de Santa Fe hay una joven que cuenta con una historia de superación: Alma Pentorari. “Estoy muy contenta con esta convocatoria. Me inicié en el playón comunitario del Polideportivo 9 de Julio y luego fui becada por Temperley. Ahora representaré a mi ciudad y a la provincia en el torneo en Entre Ríos, todavía no lo puedo creer”, destacó la joven base de 12 años.

“Me acuerdo de que no quería venir, ni saber nada con el básquet. Pero mi mamá me insistió tanto que me terminó obligando a entrenar en el poli. Arranqué a jugar a los 9 años y no tenía ni idea de cómo hacerlo”, declaró de arranque Alma Pentorari.

Y agregó: “Soy tímida y tenía miedo de que si daba un pase mal, mis compañeros me dijeran algo o recriminaran. Pero nada que ver. Tanto los profes como chicos y chicas me ayudaron muchísimo. Y gracias a eso fui encariñándome más con este deporte”.

Alma confesó: “Me terminé enamorando de esta disciplina. Gracias al poli 9 de Julio y al profesor Cristian Grimaldi pude además conseguir una beca en Temperley. El club me recibió muy bien y eso me ayudó a seguir creciendo”.

Pentorari es una de las tantas juveniles que se formaron y lograron trazar un horizonte de sueños a futuro cercano dentro del proyecto Movete Jugando Básquet, un programa de la Dirección de Deporte Comunitario, dependiente de la Secretaría de Deporte y Turismo municipal.

La deportista de 12 años narró: “Cuando salí del polideportivo y fui a Temperley logré mejorar con el correr de los entrenamientos. Incluso integré plantel de U14, U16 y U13 masculino”.

Con respecto a la chance de sumarse al combinado que representa a la provincia con tinte bien rosarino, la joven que cursa el séptimo grado en el colegio República de Bolivia afirmó que fue seleccionada con otras chicas rosarinas "y es un orgullo porque éramos muchísimas en la preselección. Sin embargo, quedamos 12, así que ahora hay que ir y dejar bien representado el escudo porque será un torneo nacional muy duro”.

“Debo confesar que no pensé que podía quedar seleccionada. Por eso, cuando me dijeron que estaba dentro del grupo final, me emocioné mucho. No lo podía, ni aún puedo creerlo. Esto es maravilloso porque miro de dónde me inicié y es algo muy especial”, enfatizó Alma, que vive en barrio Bella Vista. “Tanto en el club Temperley como en mi familia se pusieron muy contentos por tener esta chance de ir a un Campeonato Argentino, ojalá nos vaya bien. Apuntamos a eso, a dejar bien representada a Rosario y a la provincia”, finalizó esta base de 12 años que se destaca con la bola naranja bajo sus manos. “Sueño en grande, sueño con llegar a la WNBA”, confesó.

Por su parte, Susana Verón no vaciló en exteriorizar el presente de su hija: “Ella se divierte jugando básquet. Recuerdo que no quería saber nada en su momento, pero la obligué a que viniera al polideportivo 9 de Julio para jugar. Arrancó y le encantó. Luego de unos meses llegó la posibilidad de ir a Temperley gracias a una beca gestionada por el profe Cristian (Grimaldi)”, sostuvo la madre de esta deportista que sobresale en su rubro, mientras el papá Luis y la pequeña hermana Elena miran a la estrella de la casa con admiración.

Verón además dijo que la niña “se enamoró del básquet. Sinceramente fue creciendo y llegó a la selección rosarina, siento mucho orgullo. Como también quiero destacar que es muy importante esto que ofrece la Municipalidad con este programa porque ayuda a los chicos en su etapa de crecimiento. Estoy feliz, muy feliz”.