24 de enero

Seguridad

Servicios
Control

Clausuras y actas en más de cien inspecciones realizadas durante el fin de semana

La Municipalidad llevó a cabo controles a comercios nocturnos para garantizar que se cumpla con las condiciones de seguridad en locales gastronómicos y de entretenimiento.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana llevó adelante un extenso operativo de fiscalización de comercios nocturnos durante el fin de semana del 13 y 14 de septiembre. Se constataron faltas por tergiversación de rubro, difusión musical fuera de horario, falta de habilitación y la presencia de menores de edad. “El  control sobre el funcionamiento de locales de entretenimiento es otro de los ejes de nuestra gestión cuyo objetivo central es promover la seguridad y la convivencia urbana para todos”, señaló Pablo Seghezzo, al frente del área municipal.

En este marco, se informó que un centenar de controles sobre comercios de actividad nocturna se llevó adelante durante el viernes y sábado a la noche y las madrugadas del sábado y domingo respectivamente.

De acuerdo a lo que precisó el funcionario, agentes municipales, se hicieron presente en múltiples locales gastronómicos y de entretenimiento a fin de controlar las condiciones de funcionamiento, de seguridad y de higiene y salubridad. “Se clausuró un comercio por falta de seguridad para sus ocupantes y sobre otros dos se dictó un cese de actividades. También se labraron actas por tergiversación de rubros, difusión musical, falta de habilitación y la presencia de menores”, apuntó.

Durante los controles, se procedió a la clausura preventiva de un bar con números en vivo, en Salta al 2800, por no contar con habilitación municipal, además de no reunir las condiciones de seguridad adecuadas. Cabe resaltar que el local trabajaba con sus persianas totalmente bajas y las salidas de emergencia obstruidas. En dicho comercio se había producido, en días anteriores, obstrucciones al procedimiento de los inspectores municipales, imposibilitando su ingreso a los fines de la fiscalización, por lo que la Secretaria de Control y Convivencia Ciudadana solicitó una orden de registro al Juzgado de Faltas de la 2da Nominación de la Provincia de Santa Fe.

A su turno, el subsecretario del área, Fernando Leva, dijo que también se verificó la presencia de menores y jóvenes que no pudieron acreditar fehacientemente su mayoría de edad en una confitería bailable de calle Ricchieri al 100 Bis, labrándose el correspondiente acta para su juzgamiento por el Tribunal Municipal de Faltas.

En tanto, se constató la tergiversación del rubro en un bar de calle Brown al 2900, encontrándose en desarrollo números en vivo sin la habilitación correspondiente. Además, en el barrio Pichincha, donde existen numerosas denuncias de vecinos por ruidos molestos, se detectó difusión musical fuera de horario en tres bares ubicados en Brown esquina Ricchieri, avenida Ovidio Lagos y Brown, y Brown al 2200.

Por otra parte, se dictó un cese de actividades a una confitería bailable de calle Córdoba al 3500 porque su permiso de habilitación no se encontraba vigente, así como en Presidente Quintana al 500, por tergiversación del rubro, intimándose además a suspender toda actividad por no tener certificado de habilitación vigente.

Cabe destacar que todas las actas serán remitidas al Tribunal Municipal de Faltas para su correcto juzgamiento.

“Continuamos reforzando la presencia del Estado municipal en la noche rosarina, sabemos de la cantidad de gente que disfrutan del esparcimiento nocturno cada fin de semana. Además de controlar el espacio público y su correcto uso, también nos focalizamos en el funcionamiento de los lugares a donde concurren los rosarinos, para garantizar así condiciones adecuadas y seguras para la diversión. Estamos convencidos que esta es otra forma de construir convivencia urbana”, observó Leva.