16 de julio

Producción

FIAR 2019 cerró su edición especial 20 años consolidando su liderazgo nacional e internacional

Durante cuatro días, la Feria Internacional de la Alimentación de Rosario tuvo más de 400 expositores, 650 encuentros de negocios internacionales y casi 3.000 reuniones con compradores locales.

La edición 2019 de la Feria Internacional de la Alimentación de Rosario (FIAR) “Edición 20 años”, cerró el sábado 13 de abril después de cuatro días ratificando su condición de liderazgo en el calendario nacional e internacional de exposiciones del rubro. Más de 400 expositores, 650 encuentros de negocios internacionales y casi 3.000 reuniones con compradores locales, mostraron que se posiciona como una plataforma que le permite a las empresas de la región potenciarse y crecer, tanto en el mercado interno como internacional.

Durante la mañana de la última jornada, el gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein recorrieron la feria junto al presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) y encargado de FIAR, Ricardo Diab; la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani; el secretario de la Producción, Empleo y la Innovación de Rosario, Germán Giró; además de funcionarios locales y provinciales.

La intendenta Fein hizo un balance positivo de FIAR. “Cuando empezamos a convocar a los expositores muchos se encontraban en una situación muy compleja, pero la confianza mutua que hemos construido los llevó a participar y estuvieron haciéndolo con mucho esfuerzo, pero sabiendo que la feria les permite construir nexos para hacer buenos negocios”, dijo.

También resaltó que esta edición “fue una de las mejores FIAR, en un momento muy complejo”, y destacó la estética y el nivel de los stands y las rondas de negocios. Además, la intendenta dijo que el éxito de FIAR también posiciona a Rosario como referente del sector. “La ciudad tiene el 30% de sus industrias relacionadas al rubro alimenticio, entre producción de alimentos y maquinaria y refrigeración, y eso demuestra su potencia”, concluyó.

Por su parte, el gobernador Lifschitz expresó que “la fortaleza de esta feria son nuestros propios empresarios”. Tras recorrer distintos stands y dialogar con los expositores, señaló: “Fue una gran convocatoria que tiene a los mejores representantes de la industria de alimentos de la región y nos enorgullece que estén aquí sobre todo en este momento de crisis tan importante que está atravesando la industria en el país”, agregó.

Resaltó en este sentido, el acompañamiento que viene haciendo el Estado provincial, poniendo a disposición del sector herramientas “para enfrentar la macroeconomía negativa”, como “financiamiento con tasas subsidiadas, inversión, parques industriales y la internacionalización de las pymes a través de la Agencia Santa Fe Global”.

Balance de los expositores

FIAR “es un puente para poder hacer buenos negocios; nos hizo conocidos y por eso logramos exportar; nos permite sumar clientes y fortalecer los vínculos con los actuales; nos representa como región y es la vidriera al mundo que toda empresa que necesite mostrar sus productos o servicios; nos permitió entablar relaciones con nuevos mercados; es parte de nuestra empresa, nos identifica”. Esas fueron algunas de las frases que se multiplicaron por cientos en boca de los expositores de la FIAR.

Los organizadores - la Municipalidad y la Asociación Empresaria de Rosario - consideraron que la edición 20 años de FIAR “colmó y superó las expectativas iniciales”. Mucho más si se considera que la feria se desarrolló en una crítica coyuntura económica que encuentra a las empresas en serias dificultades para afrontar altos costos internos y con escaso financiamiento.

“Estamos más que satisfechos, se cumplieron todos los objetivos”, sintetizó, Ricardo Diab. “La estética de la feria fue la mejor de todos los tiempos, la calidad de los stand muy buena, las rondas de negocios altamente satisfactorias y hubo una gran la cantidad de visitas de profesionales a los stand. Esto nos permite señalar que se logró el objetivo planteado y mucho más teniendo en cuenta el contexto de crisis en que se desarrolló”, puntualizó Diab.

“Quienes vinieron a FIAR lo hicieron convencidos de que era una herramienta válida para ellos, muy a pesar del esfuerzo que les representaba participar”, agregó Diab.

En tanto, el secretario de Producción local Germán Giró, resaltó que “el carácter público privado” de FIAR que permite su “consolidación año a año”. Según planteó el funcionario, “esto demuestra que la inversión que realiza el Estado en este tipo de ferias no se pierde sino que, de lo contrario, rápidamente se recupera y se potencia, y la edición 2019 nos muestra claramente que éste es el camino”.

Las empresas que participaron se mostraron satisfechas por el resultado de esta nueva edición y destacaron las ventajas de las rondas de negocios, que fueron muy provechosas en un contexto de crisis.

“La FIAR es una vidriera importante para la ciudad y para la región y para nosotros es un clásico participar, nunca faltamos”, dijo Alberto Rinaudo, socio gerente de Rinaudo e Hijos SRL, empresa dedicada a la fabricación de máquinas para la elaboración de pastas frescas, rellenas y laminadas.

El empresario dijo que “a pesar de que el mercado está deprimido, la afluencia de público fue muy importante”. La empresa está exportando y está a punto de tener un representante permanente en Bolivia y en Perú.

En tanto, Miguel Angel Cortés, socio de Alimentos Tahona SRL, que fabrica galletitas y panificados integrales y funcionales comercializados a través de la marca Murke, detalló: “FIAR nos ha ayudado siempre, es una vidriera al mundo de la que participamos durante muchos años. A través de la feria nos hicimos conocidos en la región y eso nos permitió hasta hacer exportaciones”.

En el mismo sentido se expresó Pedro Borsellino, gerente comercial de Borsellino Impresos, empresa gráfica líder de Rosario, quien señaló que estuvieron como siempre en FIAR “para mostrar nuestra empresa, los servicios y nuevos desarrollos que vamos implementando y seguir sumando cliente y fortalecer vínculos con los actuales”.

Federico Bertero, del departamento comercial Pacci Acero, empresa dedicada a la fabricación de equipamiento gastronómico en acero inoxidable, señaló que FIAR representa siempre “la posibilidad de acercar nuestro showroom a potenciales clientes de todo el país y mostrar las novedades”, así como “entablar relaciones con nuevos mercados y clientes”.

Para Gladis Turturici, presidente de Centro Gastronómico Argentino (CGA) SA, empresa dedicada a la comercialización de maquinarias, accesorios y repuestos para negocios relacionados con la industria alimenticia y gastronómica, la FIAR “representa la posibilidad de mostrar nuevas alternativas y oportunidades que tenemos para ofrecer”, pero también “de contactar nuevos clientes”.

FIAR, socio ideal

En tanto, Graciela Alabarce, de Establecimiento La Cumbre, dedicado a la fabricación de galletitas dulces, snacks, budines y pan dulces, considera a FIAR “parte de la empresa” y considera que la feria los “identifica” como empresa de la región. “Es muy destacable que Fiar se haya logrado mantener en el calendario después de 20 años”, dijo la empresaria cuya firma presentó en FIAR una línea nueva de madalenas para “sorprender a los mayoristas, supermercados y clientes”. Se trata de un producto muy superior que se diferencia en calidad y presentación a los existentes en el mercado.

Algo similar planteó Alejandra Porrini, gerente de comercio exterior de Inalpa SA, la compañía dedicada a la producción y envasado de hortalizas y legumbres frescas listas para el consumo. “Acompañamos a FIAR desde sus inicios, porque no sólo nos representa como región, sino que también consideramos que es la “vidriera” al mundo, que toda empresa necesita para mostrar sus productos o servicios”, dijo. Este año lanzaron nuevos mix de productos que ya están incorporados a nuestra oferta comercializable, como también, una mejora en nuestros sistemas de esterilización.

Por otra parte, Andrés Mengarelli, de Industrias Mengarelli, empresa dedicada a ofrecer soluciones en materia de almacenaje, estiba y equipamiento comercial, detalló que, como todos los años, FIAR es “una plataforma principalmente para atraer nuevos distribuidores”. Uno de los integrantes de esta firma familiar que hace 45 años está en Rosario y emplea a 40 trabajadores, dijo que gracias a la feria a lo largo de los años - participaron desde el inicio-  “conocimos muchos distribuidores, clientes e hicimos ventas directas también. Siempre fue un espacio de nuevos contactos”, detalló. En FIAR lanzaron como novedad una estantería que soporta 300 kilos por estante y lista para armar, especialmente diseñada para comercios como ferreterías u otros que necesiten almacenar cargas pesadas.

También los expositores que tienen menos años de recorrido en la FIAR destacaron que eligieron participar porque “es muy importante hacernos fuertes de local, como se dice en el fútbol y sabemos que es la feria más importante del país”, dijo Ivo Kraljev, de Arbanit Fellow, una empresa dedicada a la fabricación de obleas artesanales. También detalló que realizaron “muchos contactos y les permitió potenciar el negocio a través de la generación de nuevo vínculos comerciales”.

Algo similar planteó Agustín Carletti, de la firma Charmé Vert, que fabrica la bebida alcohólica absenta, un licor de hierba de origen suizo que estuvo prohibido en Argentina casi 100 años hasta 2008 cuando se derogó la ley que así lo establecía. “Hace 4 años empezamos a comercializar este producto y llegamos a FIAR porque queremos hacerlo conocido en el país y también en Rosario”, un mercado donde quieren afianzarse este año, según planteó el socio fundador de la empresa originaria de Entre Ríos. En este caso, con el aval de la Subsecretaría de Desarrollo de esa provincia. “Nuestro objetivo fue contactarnos con proveedores y clientes, algo que no hubiésemos podido hacer sin la feria en tan poco tiempo y con tanto nivel”, agregó.

Nahuel, de Micro Giardino, empresa de cultivo de huerta en lata, también señaló que llegó a FIAR con el impulso del gobierno de Santa Fe que albergó a la empresa en su espacio institucional. “Somos una empresa familiar y nos lanzamos hace seis meses al mercado. En FIAR tuvimos la oportunidad de mostrar nuestro producto y participamos de las rondas de negocios con gente de Panamá, Brasil, Chile y Barbados, muchos interesados en llevar lo que producimos al exterior”. Además, señaló: “FIAR cumplió con nuestras expectativas y mucho más”.