3 de julio

Distritos

Convivencia

Se llevó a cabo una intervención integral en plaza La Esperanza del Distrito Norte

Del intenso operativo realizado en el predio ubicado en Manuel García entre Superí y Herrera participaron conjuntamente todas las áreas municipales de la jurisdicción e instituciones barriales.

En el marco de las intervenciones en plazas que lleva adelante el municipio, el viernes 22 de abril se desarrolló un operativo en la plaza La Esperanza (Manuel García entre Superí y Herrera) en el distrito Norte de la ciudad. En ese marco, la directora del minimunicipio Villa Hortensia, Mónica Ferrero y su equipo de colaboradores trabajaron en forma articulada con distintas instituciones de la zona la revalorización del espacio público.

Las tareas fueron múltiples, se concretaron en simultáneo durante toda la mañana e involucraron mantenimiento, reparación de luminarias, poda y escamonda, limpieza y desmalezado del perímetro, a la par que se repararon los cerramientos de malla metálica de la cancha de básquet, que es utilizada diariamente por niños y jóvenes del barrio.

De la jornada participaron también alumnos de sexto grado de la Escuela N° 1254 Tomás Espora, quienes se acercaron con afiches realizados durante la semana con la temática de medio ambiente, en tanto plantaron ejemplares de lapacho en la plaza en conmemoración del Día de la Tierra.

Otra de las entidades de gran alcance que estuvo presente es la Red de Mujeres del Norte, cuyas integrantes diseñaron y pintaron un mural en la pared del Centro Recreativo La Esperanza, ubicado en Pizzurno y Superí, donde además se emplazó un ajedrez gigante.

Además, como resultado de un proyecto votado en el Presupuesto Participativo, se instalaron en el espacio juegos nuevos, trepador, hamacas y sube y baja, que contribuyen al esparcimiento de todos aquellos que hacen de la plaza su lugar de recreación.

Por su parte, el Centro de Convivencia Barrial La Esperanza (Herrera 2240) participó activamente con los niños de primera infancia en la elaboración de un almuerzo que consistió en pizzas caseras hechas en horno de barro, con las que invitaron a todos llegado el mediodía. Por otro lado, los niños de segunda infancia estuvieron a cargo de la ornamentación del predio mediante la intervención con stencil de las columnas emplazadas en el lugar.

Al concluir la actividad, la directora del CMD reflexionó sobre la jornada. “Este tipo de intervenciones pone en valor la plaza del barrio, mejoran el espacio de encuentro y recreación para los niños, jóvenes y toda la familia, y posibilitan el trabajo conjunto entre municipio y organizaciones barriales, instituciones y los propios vecinos, como sucedió hoy", expresó Mónica Ferrero, y afirmó: "Esto es cercanía con la gente”.