3 de julio

Agricultura Urbana

Plan Abre

La ciudad cuenta con un nuevo espacio para la agricultura urbana en el distrito Norte

En Polledo al 4000, fue habilitado el Corredor Verde de la Vía, un ámbito de 6.250 metros cuadrados destinado al cultivo de verduras y hortalizas ecológicas en beneficio de familias de la zona,

La intendenta Mónica Fein presidió la inauguración del Corredor Verde de la Vía, ubicado en Polledo al 4000, en el distrito Norte, un nuevo espacio dependiente del Programa de Agricultura Urbana municipal que cuenta con una extensión de 250 por 25 metros y se encuentra ubicado a los costados de las vías del ferrocarril. La iniciativa se desarrolla en el marco del Plan Abre y está dedicado a la producción agroecológica de verduras y hortalizas, aportando al mejoramiento urbano de la zona y al fortalecimiento socioeconómico de las huerteras y huerteros.

“Tenemos un proyecto de vida con esta huerta y con todas las huertas que hemos creado en la ciudad. Por eso quiero felicitar a los equipos de Agricultura Urbana, pero sobre todo a las huerteras y huerteros que escriben aquí su propia historia en coordinación y colaboración. Con ganas de progresar, junto al apoyo del Estado, estos proyectos se hacen posibles”, celebró en la oportunidad la intendenta. Y agregó que la generación de alternativas como las que ofrece el desarrollo de la agricultura urbana es fundamental para la ciudad: “Aquí muchos ciudadanos han encontrado su economía, pasando de carreros o recolectores informales a huerteros. De eso de trata la construcción colectiva en los barrios”.

“El programa de Agricultura Urbana es un orgullo para la ciudad que hemos compartido a nivel internacional. Demostramos que con la organización se puede desarrollar una economía que cuide el medio ambiente, que piense en la gente y no sólo en las ganancias”, concluyó la titular del Ejecutivo local.

Por su parte, Susana Bartolome no ocultó su satisfacción al “dar inicio formal al trabajo en esta huerta para trabajar con los vecinos del barrio, luego de que el ferrocarril nos cediera el espacio. Muchas familias viven de lo que cultivan y venden pero, además, la producción de la agricultura urbana tiene un valor único por la calidad de las verduras y el cuidado del medio ambiente".

El horno urbano

Además de las parcelas dedicadas al cultivo de verduras y hortalizas, el nuevo predio contará con un 'horno urbano' construido con técnicas artesanales, un quincho, parcelas demostrativas de cultivo de plantas aromáticas, un mandala de plantas medicinales y un cantero organopónico de verduras varias.

Cabe destacar que, para aportar al mejoramiento del espacio, se plantarán árboles y se parquizará la zona, en tanto también está previsto sumar un espacio destinado a la capacitación con jóvenes en jardinería y huerta ecológica.
Estas tierras serán cultivadas por vecinas y vecinos que anteriormente se dedicaban a la recolección informal de residuos, con lo cual la huerta apunta a favorecer la inclusión sociolaboral de este sector.

Asimismo, con la instalación de este emprendimiento productivo se recuperan terrenos que estaban siendo utilizados como depósito ilegal de desechos, contribuyendo a la mejora del medio ambiente urbano.