21 de enero

Salud

Gobierno

El Municipio reconoció a trabajadoras y trabajadores de la Salud Pública

La actividad tuvo como objetivo resaltar la labor que los equipos de salud llevan adelante diariamente en el marco de la pandemia por el Covid-19.

El intendente Pablo Javkin y el secretario de Salud Pública Leonardo Caruana encabezaron en la mañana de este miércoles un acto de reconocimiento a trabajadoras y trabajadores de la Salud Pública y sus dispositivos de cuidados de Covid-19, que tuvo lugar en El Jardín de los Niños (avenida Lugones 2290).

Para dar inicio al evento, las autoridades invitaron a plantar un árbol de aguaribay, el árbol de la pimienta, el que quedó integrado al ecosistema del lugar en tanto símbolo que recuerde a aquellas y a aquellos trabajadores que cumplieron y cumplen un rol fundamental en el contexto de pandemia. 

“Cuando el mundo enfrenta desafíos como el que estamos viviendo, sale lo mejor y lo peor de una sociedad”, señaló al comenzar su discurso el intendente y, seguidamente, hizo referencia a aquellas personas que “bajo el reclamo de libertad se oponen a las vacunas y al pase sanitario", sobre las cuales señaló: "Las veo y no puedo dejar de preguntarme en contra de qué están, y veo sus caras con miedo, miedo cruzado con un montón de cosas”. En este punto, Javkin subrayó: “El miedo es un factor que alimenta las peores cosas y las peores actitudes en la sociedad y esto es parte de lo peor”.

Posteriormente, aludió a una de las recorridas que concretó por los hospitales de la ciudad cuando la pandemia no había anclado en la ciudad: “Fuimos al HECA y al Roque Sáenz Peña y estaban vacíos esperando la tormenta; veíamos las noticias, lo que ocurría en el mundo, y acá teníamos salas vacías, como nunca, y eso generaba un temor y una tensión de todos los equipos que preguntaban ¿cuándo empezará?, y lamentablemente empezó”, expresó, al tiempo que recordó a las compañeras y compañeros “que perdimos en el laburo, cumpliendo su trabajo, gente de nuestros equipos”.

"Hoy la incertidumbre sigue”, indicó el titular del Ejecutivo local y agregó: “Ahora nos preguntamos cómo será el avance de la variante Ómicron, si generará internación o no, a quiénes afectará, y tenemos la incertidumbre casi del principio pero con más herramientas y muchos aprendizajes, con la protección de nuestra gente y sobre todo con las vacunas".

"Hay que vacunar hasta la última persona que podamos”, aseveró y señaló: "Los niveles de vacunación son altísimos acá, y no se nos tiene que escapar nadie en la vacunación porque, si eso ocurre, repercute en los efectores de salud”. 

“A mí me tocó continuar algo que lleva mucho tiempo”, dijo el intendente y recordó a Hermes Binner, "un nombre que es símbolo de la salud pública de Rosario". "No importa quién esté, ni a quién le toque ser intendente, hay que profundizar esta construcción que comenzaron otras y otras", subrayó.

“La potencia de nuestra salud pública es algo que ha ganado la ciudad, no vamos a retroceder; cuanto más transgresora sea, más impactará en otras áreas. Nuestra salud pública no solo trabaja en la atención médica, nos ayuda en los dispositivos de violencia, en los dispositivos sociales, y creo tenemos que ir por más”, detalló Javkin. 

“Esta es una construcción que bajo el título Salud Pública tiene nombres y apellidos, ustedes están representando a los casi 5.800 trabajadoras y trabajadores que con orgullo este municipio tiene”, precisó el intendente y concluyó: “El gran sustento de nuestro trabajo tiene que ver con la historia y con la fortaleza de nuestros equipos de salud, y no lo digo porque estemos acá, lo decimos en todos lados porque es la realidad”. 

En momentos de tensión se generó trabajo, construcción y creatividad

Por su parte, el titular de la cartera sanitaria local subrayó, al iniciar su alocución, que todo el proceso que generó la pandemia "fue muy intenso y sigue siendo complejo", en tanto manifestó, sobre el encuentro entre autoridades y equipos de salud: “Pensamos que este era el momento para hacerlo, un momento de celebración y también de reconocimiento”. 

"Hace dos años, la soledad, el miedo, la falta de elementos de protección personal, llevaron a momentos de mucha tensión, de incertidumbre, pero así y todo no nos paralizaron, por el contrario, generaron distintas instancias de trabajo, de construcción, de creatividad”, aseveró Caruana. 

"En ese marco, fue necesario el accionar de equipos de salud mental, y los equipos de infectología de cada uno de los hospitales y de los espacios centrales, que acompañaron a cada una de las trabajadoras y de los trabajadores en ese miedo, para coordinar mejor y elaborar protocolos”, reflexionó. 

Luego, el funcionario compartió algunas historias que reflejaron el gran trabajo en equipo y el despliegue que se efectúa día a día "trasladando camas, armando nuevas salas, mudando especialidades para que continúen su trabajo en otros espacios, creando nuevos equipamientos", y completó: "Personal generando momentos de tensión para permitir evaluar los protocolos de atención y el trabajo desarrollado por los equipos de llamadores que se comprometían con esa persona a quién llamaban para conocer cómo estaba y cómo era la evolución de la enfermedad".

En otro punto de su mensaje, Caruana recordó un trabajo de docentes de la universidad pública, Julieta Rucq y Verónica Nannini, quienes en el mismo remarcaron la importancia del uso del barbijo. “El barbijo es el mensaje entre quienes decidimos cuidarnos y cuidar, entre quienes elegimos la vida, no solo la nuestra, también la de los demás; el barbijo me protegió y protege a otros; ése es el mensaje de afecto, de decir te respeto y que cuidás al otro”, parafraseó. 

“La pandemia es una ocasión para visibilizar la centralidad de lo público, del Estado, en articulación con trabajadores y organizaciones de la sociedad civil”, remarcó Caruana y finalizó: “Para construir necesitamos personas, no hay tecnología innovadora y revolucionaria que prescinda de la gente, por eso las y los necesitamos y por eso ustedes están en Rosario, en la salud pública municipal. Ustedes son protagonistas centrales de esta historia, para seguir construyendo una ciudad más digna, más equitativa y con mayor justicia social”.

Durante el encuentro fueron reconocidas trabajadoras y trabajadores de los siquientes efectores y dispositivos de salud de la ciudad: Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, Hospital Roque Sáenz Peña, Hospital Juan Bautista Alberdi, Hospital Intendente Gabriel Carrasco, Hospital de Niños Víctor J. Vilela, Dirección de Centros de Salud, Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias Rosario (Cemar), Policlínico San Martín, Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES), Internación Domiciliaria, Maternidad Martín, Instituto de Lucha Antipoliomielítica y Rehabilitación del Lisiado Rosario (ILAR), Banco de Sangre, direcciones de Farmacia, Bioquímica, Salud Bucal, Diagnóstico por Imágenes, Alimentación y Nutrición; ART Salud de los Trabajadores y Trabajadoras, Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa), Instituto del Alimento, Equipo de Vacunadores, Área de Inmunización, Dirección de Enfermería, Mesa de Ayuda para la Pandemia, Equipo de Llamadores, trabajadores de los refugios, equipos de atención a gente en situación de calle, trabajadores y trabajadoras del Hipódromo.

Galería de fotos