21 de enero

Cultura

Se entregaron los premios Rosario Edita

Se premiaron los géneros tango, folklore, jazz, cantautor, cumbia/tropical, rock/blues, metal/hard rock, fusión, hip hop/rap/trap, pop, indie pop/pop rock, punk, rock alternativo y electrónica.

En la noche del martes 30 de noviembre, la Municipalidad de Rosario, junto al programa radial La Canción del País (FM 103.3, Radio UNR) realizaron la entrega de los Premios Rosario Edita a la producción discográfica de la ciudad.

La ceremonia, realizada en el Galpón 11, con la conducción de Lucía Rodríguez y Federico Fritschi, fue transmitida en directo por el canal de YouTube de Radio Universidad y vía radio por la 103.3 (Radio Universidad).

Las y los ganadores de la Edición 2021, según género fueron:

Tango: Cholo Montironi – Martín Tessa – «Rodolfo Cholo Montironi con Martín Tessa»

Folklore: Homero Chiavarino – «Kuarahy»

Jazz: Rubén Chivo González – «Allá lejos y hace tiempo»

Cantautor/a: Nahuel Marquet – «Marquet»

Cumbia / tropical: Los Peñaloza – «Suburbio Session»

Rock / blues: Valle – «Coyote»

Metal / hard rock: Edelvais – «Ahora te creo»

Fusión: Carmela & Ambrosia – «Después te explico»

Hip hop / rap / trap: Calíope – «Chainz»

Pop / pop experimental / synth pop: Manu Piró – «Amar en bucle»

Indie pop / pop rock: Muñecas – «Festival de sombras»

Punk: Violación auditiva – «El peor capítulo de la serie»

Rock alternativo: Aguas tónicas – «Disco gris»

Electrónica/ experimental: Pastachuli – «Petricor»

Y el Mejor Disco del Año, galardón que se elegió entre todos los discos ganadores en cada rubro, fue para el Cholo Montironi y Martín Tessa - Rodolfo Cholo Montironi con Martín Tessa.

Uno por uno, los discos ganadores del Rosario Edita 2021

Rodolfo Montironi & Martín Tessa - Rodolfo "Cholo" Montironi & Martín Tessa
Editado por Melopea Discos, el sello de Litto Nebbia, este material a dúo entre el histórico bandoneonista de tango y el reconocido guitarrista, se compone de 15 canciones más dos bonus tracks (“Petichango” y “Sublime fantasía”) que recorren sonidos litoraleños y urbanos a través de composiciones propias y versiones de otros autores. En suma, 17 canciones, junto a algunos invitados, en clave de tango, zamba, ranchera, vals y más.

Homero Chiavarino – Kuarahy
De raíz chamamecera, este interesante primer álbum solista del músico y actor viene acompañado de diez videoclips (pueden verse en YouTube) que acompañan la letra y música de una decena de canciones. Nueve composiciones propias, más una de Joel Tortul (“El Chacarita”), configuran el mapa sonoro de este LP que navega entre las aguas más profundas del litoral. Río, agua, tierra y aire a través de la música de Homero Chiavarino. Lo acompañan: Juan Pablo Colombo (bajo), Martín Tessa (guitarra en "El Chacarita"), Mauricio Palavecino (percusión y batería en "El Chacarita" y "Mi pueblo"), Gabriel Coronel (bajo eléctrico y contrabajo en "El nordestino" y "Galopa libre") y Sebastián González (guitarra en "Galopa libre").

Rubén “Chivo” González – Allá lejos y hace tiempo
Solo le bastan cuarenta y siete minutos al histórico saxofonista y clarinetista rosarino para demostrar una vez más por qué es uno de los grandes embajadores del género a nivel local. A lo largo del disco, el Chivo, secundado por un dream team de la elite jazzera local -Mariano y Luciano Ruggieri (piano y batería, respectivamente), Franco Di Renzo (contrabajo)- exhibe soltura y claridad a través de algunos standards, canciones de Monk, Miles Davis, Hoagy Carmichael, un tradicional inglés (“Greensleeves”) y dos canciones de autoría propia, “Veo veo, ¿qué ves?” y "Blues pa´l Beni". Deleite para oídos finos.

Nahuel Marquet – Marquet
Relajado e introspectivo, así suena el primer material en solitario del vocalista y acordeonista de Degradé y Los Bardos. Con la producción de Dani Pérez (Los Sucesores de La Bestia), quien tocó guitarras y teclados en algunas canciones, el álbum se edifica a través de una ornamentación más bien simple y minimalista, rodeada de capas de sintetizadores que evocan a Radiohead o Coldplay, bellos paisajes acústicos y guitarras que remiten al Cerati de Fuerza Natural. Un disco para darle play y dejarse llevar.

Los Peñaloza – Suburbio Sessions (en vivo)
Grabado y rodado en agosto del 2020 en el Galpón 11, sin público presente, este LP consigue darle todo el calor de la cumbia a una audiencia que, aún desde casa, puede olvidarse por un rato de la pandemia y ponerse a bailar. Catorce canciones para mover el esqueleto sin respiro, casi como un equivalente al Loco Live! de The Ramones en cuanto a intensidad, pero en clave de cumbia y a orillas del Paraná. Ok, ya sabemos qué escuchar para Navidad y Año Nuevo después de las doce.

Valle – Coyote
Sonidos de indie, krautrock y pizcas de stoner se entrecruzan en el segundo LP del dúo comandado por Pablo Giuletti (guitarras, voz) y Federico Toscano (batería) que vio la luz a través del sello Polvo Bureau. Densidad, atmósferas desérticas y una bruma que lo atrapa todo. Destacan la intensidad de “Fuego en el Monte”, el trance envolvente de “Coyote” y la base de blues de “Final”, que parece remitir a Pearl Jam en el estribillo.

Edelvais – Ahora te creo
Siete canciones conforman esta potente grabación que mixtura grunge y hard rock por partes iguales. Aquí, el quinteto liderado por Pablo Miret en voz, despliega su paleta de recursos y los lleva al máximo de sus posibilidades: pirotécnicos solos de guitarra, bajos robustos, una batería al frente (si es hard rock no puede faltar el cencerro en algún track) y la portentosa voz del vocalista. Si te gustan Guns N´ Roses, Whitesnake, Alice in Chains, Pearl Jam, Skid Row y otras bandas, dale una chance a Edelvais. Atención a la balada “Kilómetros de nada”.

Carmela & Ambrosia – Después te explico
Las hermanas Camila Depaoli (acordeón, sintetizador, voz) y Lucía Depaoli (guitarra, programación,  voz) salen al ruedo con este primer LP que, a través de beats bailables, conjuga sabiamente rock, pop, electrónica y canción latinoamericana. El material cuenta con 7 temas, grabados y producidos en Mansión Mutante por Ignacio Molinos (integrante de Matilda), junto a la dupla de las hermanas Depaoli. Bases y letras pegadizas, sonidos de acordeón, guitarras eléctricas, sintes, programaciones, voces y una interesante reversión de "Run Run se fue pal norte" de la chilena Violeta Parra.

Calíope Family – Chainz
El rap federal apunta alto con el nuevo trabajo discográfico de la banda capitaneada por Brian “Brapis” Medina. Con el groove como protagonista, una vibra orgánica y un sonido con influencias de funk, soul o r&b, el nuevo trabajo del quinteto rosarino eleva aún más la vara por su flow, precisión y frescura. Chainz contó además con la participación de Acru, Frane y Haze como invitados.

Manu Piró – Amar en bucle
Hitmaker nato, Manu Piró saca a relucir su pasta de rey del pop local con este disco bailable y radiable compuesto por ocho canciones. Lo azucarado de “Calor” (que contó con la participación de los cordobeses De La Rivera) ya da cuenta, desde la apertura, cómo será el disco: un compilado de himnos pop, en donde los sintetizadores, las melodías atrapantes y la hipnótica voz de Piró se van a impregnar a tu piel sin que te des cuenta. Si querés un álbum para bailar y ponerte de buen humor, es por acá.

Violación Auditiva – El peor capítulo de la serie
Grabado como una sesión en vivo en 312 Estudio (el estudio de Oco, de Dubies), el nuevo opus de Violación Auditiva muestra todo el oficio de estos artesanos en su género. El peor capítulo de la serie destila furia, aguerridos riffs y baterías desesperadas en 17 canciones de hardcore punk, puro y duro. Directo para el moshpit, este álbum no decepcionará a los fans clásicos del estilo.

Aguas Tónicas – Disco gris
En menos de media hora, Jorge Capriotti, Mariano Conti, Damián Coco y Esteban Manino, los Aguas Tónicas, reperfilan su psicodelia hacia un sitio entre luminoso y agridulce, como si hubiera un dejo de melancolía por debajo de la superficie. Disco gris suena preciso y envolvente y sumamente trabajado: pese a que son siete temas y dura veinticinco minutos, el álbum fue macerado entre cuatro y cinco años.

Pastachuli – Petricor
Seis hipnóticos tracks componen el nuevo EP de la artista paranaense de música electrónica, hoy afincada en Rosario. Cautivante e instrumental, este periplo extrasensorial se edifica a través de columnas de sintetizadores anclados en los años ochenta, sonidos experimentales y una densidad atrapante y brumosa que bien hubiera agradado a los alemanes Kraftwerk.

Acerca de Rosario Edita

Los premios Rosario Edita surgieron en 2017 con el fin de implementar políticas culturales tendientes a la formación de públicos y a la exposición y difusión de las producciones discográficas locales, visibilizándolas y valorizándolas.

Rosario Edita es una propuesta impulsada por la Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Cultura y Educación, y el programa radial La Canción Del País, de Radio Universidad de Rosario. La iniciativa surge, justamente, a través del modelo de compilación de discos que dicho espacio radiofónico publica en su sitio web.