1 de octubre

Cultura

Rosario rinde homenaje a León Ferrari

A 100 años de su nacimiento, el municipio lo recuerda a través de videos donde diversas personalidades cuentan su relación con el artista, su cercanía a la ciudad y su permanente generosidad.

El 3 de septiembre se cumplen 100 años del nacimiento de León Ferrari, uno de los artistas más importantes de Latinoamérica. Desde la Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Cultura y Educación, se propone un homenaje centrado en el vínculo afectivo que el artista mantuvo con la ciudad.

La generosidad que León Ferrari tuvo con Rosario se refleja en las más de 200 piezas que donó a la ciudad y que hoy son parte del patrimonio de todas y todos los rosarinos.

El Homenaje a León Ferrari se puede visitar en rosario.gob.ar/cultura. Se trata de una serie de videos de artistas, investigadores, curadores, y diversas personalidades de nuestra ciudad que cuentan su relación con León, su cercanía a la ciudad de Rosario y su permanente generosidad y talento.

Desde el 3 de septiembre se posteará un video semanalmente. Con estas acciones virtuales, Rosario se suma a los homenajes que a nivel nacional se realizarán para conmemorar al gran artista. La primera entrega muestra un diálogo entre Roberto Echen y Fernando Farina. Ambos desempeñaban funciones en la Secretaría de Cultura y Educación municipal y estuvieron presentes en el año 2008 cuando se inauguró la muestra León Ferrari. Antológica en el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino. La curaduría estuvo a cargo del Equipo Curatorial Castagnino+macro, con la asesoría de Andrea Giunta y Liliana Piñeiro.

Rosario y León Ferrari

El Museo Castagnino+macro reúne el conjunto más amplio de piezas de León Ferrari que existe en instituciones argentinas. Estas obras, fechadas entre 1976 y 2007, fueron el núcleo de la muestra León Ferrari. Antológica, que se exhibió durante el año 2008.

Es parte del patrimonio de nuestra ciudad la famosa obra “La Civilización Occidental y Cristiana” (1965), pieza paradigmática en la tradición de la vanguardia estético-política del arte del siglo XX. Desde ese momento, el artista resolvió un programa de la imagen tendiente a cuestionar aquellas tradiciones políticas y culturales que atentan contra los derechos humanos y la libertad de expresión. Pero también para promover un arte vinculado con el contexto vigente, teñido de las mixturas, oscilaciones y opacidades de la contemporaneidad.

León Ferrari nació en 1920 en la ciudad de Buenos Aires. En los años 50, trabajó la escultura con diversos materiales: cerámica, yeso, cemento, madera y alambres. En su extensa producción artística se destacaron obras como Cuadro Escrito (1964), central para el arte conceptual internacional, y La Civilización Occidental y Cristiana (1965), pieza paradigmática en la tradición de la vanguardia estético-política del arte del siglo XX (como se expresa más arriba).

Por razones políticas abandonó el país en 1976 y se radicó en San Pablo, Brasil, donde retomó las esculturas metálicas y realizó experiencias con diversas técnicas: fotocopia, arte postal, heliografía, grabado, libro de artista, etc. Es autor de numerosas publicaciones, entre ellas: Escrito en el aire (1964), Palabras Ajenas (1966), Nosotros no sabíamos (1976), Hombres (1984), Cuadro escrito (1984), La Basílica (1985), Parahereges (1986), Biblia (1989), Imagens (1989), Exégesis (1993), La bondadosa crueldad (2000) y Prosa política (2005).

Participó en congresos de historia del arte y publicó gran parte de sus artículos en el diario Página/12, para el que también ilustró la edición en fascículos del libro Nunca más, informe de la CONADEP sobre los crímenes de la última dictadura militar en Argentina. Su exposición Infiernos e Idolatrías (Instituto de la Cooperación Iberoamericana, 2000) y su muestra retrospectiva (Centro Cultural Recoleta, 2004) provocaron intensos debates y agresiones por parte de simpatizantes de la Iglesia Católica.

Realizó una muestra antológica en la Pinacoteca do Estado, en San Pablo, Brasil, en octubre de 2006 y, simultáneamente, en la Bienal de San Pablo. En 2007 expuso en la Documenta 12, de Kassel, Alemania; en la 6° Bienal del MERCOSUR, en Porto Allegre, Brasil; y en la 52° Exposición Internacional de Arte Bienal de Venecia, Italia, en la que obtuvo el León de Oro.

Falleció en la ciudad de Buenos Aires el 25 de julio de 2013, a los 92 años.