12 de julio

Salud

Se conmemora el Día Mundial Libre de Humo de Tabaco

En este año particular, la OMS advierte que el fumar aumenta los riesgos de desarrollar covid-19. La Secretaría de Salud municipal ofrece dispositivos especiales para asesorar en cuarentena

El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados celebran el Día Mundial Sin Tabaco, campaña anual destinada a concientizar sobre los efectos nocivos y letales del consumo y la exposición al humo ajeno, y para disuadir del consumo de tabaco en cualquiera de sus formas.

En esta oportunidad, desde la Secretaría de Salud Pública municipal recordaron que el encierro y la angustia son factores que llevan a aumentar el consumo de tabaco; fumar es un factor de riesgo en aquellas personas con problemas respiratorios, situación que genera en los fumadores mayor probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer coronavirus.

Es por esto que este año, ante situaciones emocionales relacionadas al cigarrillo, la Secretaría de Salud Pública ofrece una serie de dispositivos y herramientas para contener a aquellas personas angustiadas por esta situación, tanto en caso de inquietudes por vivir sin fumar, como el de enfrentar períodos de abstinencias. En este sentido el equipo interdisciplinario (neumonólogos, nutricionistas, psicólogos, medicinas naturales) aporta distintas miradas en Dispositivos Virtuales de trabajo.

Ante esta situación la Secretaría de Salud Pública implementó las consultas individuales y asesoramiento mediante videollamadas y se está organizando un curso virtual para dejar de fumar. Los interesados pueden comunicarse al 0341 4802548 de lunes a viernes de 8 a 16 hs o al correo electrónico: dejardefumar@rosario.gov.ar.

“En este contexto de pandemia sabemos que la posibilidad de infección por covid-19 hace a los fumadores más vulnerables. Los fumadores se encuentran, como todos, en cuarentena con todo lo que esto implica: el temor a enfermar y la angustia por el aislamiento, la incertidumbre y la situación económica. A esto se suma la dificultad para conseguir cigarrillos. Esto genera en esta población una tensión entre estos factores y su dependencia a la nicotina. Muchos se preguntan si en este momento de aislamiento se puede dejar de fumar, y ante esta pregunta nosotros creemos que esta es una oportunidad de elegir una vida más saludable y de disfrutar de los beneficios de dejar de fumar. Sabemos que es un desafío complejo pero es posible”, destacó Alejandra Rogalli, integrante del equipo del Plan Municipal de Tabaquismo.

La Secretaría de Salud, en consonancia con la OMS, considera que esta es una oportunidad de elegir una vida más saludable, y de disfrutar los beneficios de dejar de fumar mediante métodos y herramientas de eficacia comprobada.

La covid-19 es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente los pulmones. El tabaquismo deteriora la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo luche contra esta y otras enfermedades. El consumo del tabaco es además un factor de riesgo importante de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, algunas enfermedades respiratorias y la diabetes, y las personas que padecen esas enfermedades tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves en caso de verse afectadas por la covid-19. Los datos de investigación disponibles hasta la fecha parecen indicar que los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y de fallecer a causa del coronavirus.

Cada 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud conmemora el Día Mundial sin Tabaco, cuyo objetivo consiste en señalar los riesgos que provoca el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción del hábito. El consumo de tabaco es la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión, y es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos.

La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. Rosario no queda ajena a la situación y es por esto que las autoridades sanitarias continúan año a año con sus políticas activas enmarcadas en el Plan Municipal de Prevención del Tabaquismo y en la Ley provincial Antitabaco.
En junio de 2004 la Municipalidad de Rosario reconoce al tabaquismo como una epidemia mundial, por lo que puso en marcha el Plan Municipal de Prevención del Tabaquismo cuyos ejes principales son Protección, Prevención y Cesación.