31 de marzo

Control

Convivencia

Detectaron alcoholemia positiva a un taxista y dos transportes ilegales que llevaban jóvenes

La Municipalidad remitió al corralón los vehículos junto a un remís trucho este fin de semana en el marco de los controles de tránsito. En lo que va del año se trasladaron 164 unidades.

La Municipalidad de Rosario informó que durante este fin de semana se efectuaron múltiples operativos preventivos y de control vehicular en toda la ciudad, atendiendo especialmente las zonas más concurridas por los ciudadanos y ciudadanas: Pichincha y La Florida. En ambos lugares, tal cual se anunció oportunamente, se pusieron en funcionamiento los denominados trinomios que permiten una intervención integral ante las situaciones irregulares que se presentan.

La secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayrú, confirmó que este fin de semana en el marco de las intervenciones que las áreas de control realizan tanto en horario nocturno como en las madrugadas, se remitieron al corralón municipal 28 vehículos, 11 de ellos por alcoholemia positiva. Uno de los casos fue registrado el viernes a la noche en Pichincha. Allí, personal de Fiscalización del Transporte inspeccionó a un taxi cuyo conductor tenía 2.01 gramos de alcohol en sangre.

El chofer que dio un resultado positivo de alcoholemia fue identificado como Omar A. de 60 años. Se trata del conductor relevante de la unidad que fue trasladada al depósito municipal. En tanto, se detectó también la circulación de un remí ilegal que también fue remitido.

Durante la madrugada del sábado, por su parte, agentes de Fiscalización del Transporte advirtieron en la zona de La Florida la circulación de dos colectivos especiales recreativos sin habilitación que trasladaban a unos 50 jóvenes a un boliche de las inmediaciones. Ambas unidades fueron escoltadas hasta el corralón oeste.

En lo que va del año, la Secretaría de Control y Convivencia efectuó 685 controles de tránsito en distintos puntos de Rosario con un total de 164 remisiones concretadas. Las intervenciones llevadas adelante por la Dirección General de Tránsito y Fiscalización del Transporte junto a la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe promueven el cumplimiento de las normas a fin de garantizar una circulación ordenada y segura como también la permanencia en espacios públicos. En los controles se fiscalizan las condiciones de conducción, los elementos de seguridad y la documentación reglamentaria.

“El control es nuestra prioridad por lo que hemos extendido la intervención a más puntos de la ciudad al tiempo que se ven fortalecidas nuestras tareas en zona norte y Pichincha entendiendo la gran concentración de rosarinos y visitantes durante los fines de semana”, señaló Labayrú. “Buscamos garantizar ámbitos seguros y de respeto a los derechos de todos”, completó.