28 de enero

Control

Convivencia

La Secretaría de Control y Convivencia clausuró dos comercios en la zona norte

Se trata de una granja emplazada en el sector de las pescaderías y de una parrilla-restaurante de pescados. Las intervenciones se dieron en el marco del Operativo Verano 2020.

Durante el fin de semana, agentes de la Secretaría de Control y Convivencia del municipio clausuraron dos comercios ubicados en la zona norte debido a incumplimientos e irregularidades,. Las acciones se enmarcan en el fortalecimiento de los controles anunciados en materia de seguridad vial, ocupación de espacios públicos y el funcionamiento de la actividad comercial en la Rambla Catalunya y La Florida, así como también en el barrio Pichincha.

Agentes de la Dirección General de Inspección de Industrias, Comercios y Servicios resolvieron la clausura de la granja Las Vecinas, ubicada en la zona de pescaderías de la ciudad, por violación de una clausura previa. Además, se determinó también la clausura de la parrilla-restaurante Club del Este, asentando en la zona de la rambla municipal, por falta de habilitación.

Cabe señalar que la Municipalidad de Rosario evalúa presentar acciones penales en ambos casos atento a la repetición de un accionar contrario a las normas que regulan la actividad comercial en la ciudad. 

“Las clausuras se concretaron en el marco de la intensificación de un accionar preventivo y de control de la Secretaría en la zona norte y también en Pichincha”, señaló la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayru, quien remarcó que el objetivo central de la nueva gestión es fortalecer el ordenamiento del tránsito, la circulación y permanencia en espacios públicos y el funcionamiento de comercios.

En este sentido, se puso en marcha el Operativo Verano 2020, una serie de acciones organizadas a fin de garantizar la seguridad ciudadana de quienes disfrutan de la zona balnearia durante los meses más calurosos en nuestra ciudad, así como también de Pichincha, en horario nocturno. 

Las intervenciones se efectúan a través de una novedosa organización que permite brindar respuestas más eficaces a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas: los denominados trinomios de control, conformados por agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Control Urbano y la Dirección General de Inspección que recorren, en el caso de lo que se refiere al control de zona norte, la avenida Carrasco así como también la zona de la playa ejerciendo fiscalizaciones de manera conjunta y con similares alcances permitiendo una atención más integral a las distintas situaciones que se presenten. 

Sus funciones son controlar a los locales gastronómicos, la venta y consumo de bebidas alcohólicas, la venta ambulante, entre otras cuestiones. Cabe señalar que anteriormente, las intervenciones se realizaban por parejas de agentes de la misma área teniendo de esta forma una incumbencia más limitada.