26 de enero

Control

Carreros: la Municipalidad concretó relevamiento sanitario de animales

Más de 20 recolectores informales con sus respectivos caballos se acercaron para capacitarse y realizar controles veterinarios, en el marco del proceso de reconversión de la actividad.

La Secretaría de Promoción Social municipal, en conjunto con las de Control y Convivencia Ciudadana y Servicios Públicos, llevó adelante el martes 2 de diciembre en el parque huerta El Bosque (Sorrento al 6100) un operativo integral de control sanitario a caballos pertenecientes a familias de carreros. Este relevamiento tiene como objetivo un control de la salud de los animales y a la par estrechar vínculos con las familias de carreros para profundizar líneas de acción sobre esta problemática y acompañar los procesos de reconversión de sus actividades en función de la aplicación de la Ordenanza Nº 8.726 que establece el ordenamiento de las Actividades de los Recolectores Urbanos Informales de Residuos Sólidos.

El proceso involucra la colocación de chips a caballos y patentes a los carros, además de la inscripción de los carreros. Durante esta jornada se controlaron 20 caballos, que fueron vacunados y desparasitados por veterinarios de Economía Solidaria. 

“Buscamos construir con estas familias una relación que nos acerque aún más, que sea amigable, que nos permita desarrollar todas las otras capacitaciones previstas”, dijo la subsecretaria de Economía Solidaria, Susana Bartolomé.

“Estamos haciendo un operativo de control sanitario sobre los caballos y brindando una capacitación en tres ejes”, señaló Bartolomé, y detalló: “Uno es el asociativismo, que ellos puedan empezar a pensar en trabajar en conjunto con algunas formas de asociación, tipo cooperativismo u otra que ellos puedan elegir u encontrar, pero que tomen conciencia de la importancia de trabajar con otros, no aislados”.

Otro de los ejes “es el tema de higiene y seguridad, para poder desarrollar el trabajo en mejores condiciones, condiciones que los protejan a ellos, que protejan al animal, y en el tercer eje estamos trabajando los cuidados del animal”, explicó Bartolomé, y amplió: “Se está desparasitando al animal, vacunando, ese es el control que se les hace pero además se les brinda una charla sobre cómo hay que tratar al animal, qué tipo de alimentación hay que darle, con qué frecuencia, cuestiones que les acerquen algunos datos más que puedan beneficiar la salud del animal”.

La subsecretaria agregó que “hace bastante que venimos trabajando desde la Municipalidad de Rosario con esta población en impartir cursos de capacitación y nos pareció oportuno montar estos operativos que nos acercaran también al cuidado del animal”.

Luego sostuvo que en la jornada de este martes se trataron “aproximadamente veinte animales y está planificado que hagamos un operativo de estos por semana. Lo estamos haciendo de forma controlada porque los grupos, para dar las charlas y capacitaciones, deben ser acotados”.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Fernando Leva, señaló: “Seguimos avanzando en el cumplimiento de la ordenanza con las tres secretarías involucradas que son Promoción Social, Control y Convivencia Ciudadana y Servicios Públicos. También, en cuanto a lo que es salud animal, lo que se está haciendo, aparte de aplicarles un antiparasitario, es extraerle sangre por el tema de la anemia”.

Alejandra Puig, veterinaria del área de Producciones Animales de Economía Solidaria, se refirió al encuentro que tuvo con los carreros para charlar sobre cuidado y atención de los animales. Explicó que “hablamos de las dificultades que encuentran ellos en cuanto al cuidado de los caballos. Un caballo que está permanentemente caminando sobre el pavimento su principal limitante es el cambio frecuente de herrajes, que a ellos les resulta oneroso ya que cada 15 días tienen que cambiarlos. Charlamos acerca de la alimentación, el descanso, que tengan agua fresca. Ellos son muy baqueanos y se manejan con los animales perfectamente. Se sacaron algunas dudas, lo importante es hacer un seguimiento para saber si tienen anemia infecciosa o no, porque una vez diagnosticada la enfermedad hay que sacrificar el animal ya que no tiene tratamiento, con el riesgo que transmite a otros animales la anemia”.

Sobre los carreros

Mónica Patricia Crespo es secretaria de la Cooperativa de Trabajo “Cartoneros Unidos”. Esta institución de la zona de Empalme tiene 17 años de vida y la integran 450 carreros. Realizan la recolección y separación de residuos. Son 20 carros trabajando en la zona, con carros y caballos y carretas de manos. Incluso ya tienen chatas trabajando.

Mónica explicó la forma de trabajo. “Tenemos nuestros lugares designados por la Muni, donde podemos entrar el caballo y tenemos carretas a mano. Ya vino la Muni e hicieron la constancia de la gente que está para trabajar. Se les dio el carné, y conocen dónde tienen las paradas. Esa es la forma en la que estamos trabajando”, relató.

En el Parque Huerta "ahora están colaborando en revisar los animales, vacunarlos. Eso también lo hacemos nosotros por nuestra cuenta, la cooperativa hace jornadas donde se vacuna, se desparasita, se les dan instrucciones de cómo cuidar el animal, aunque están muy bien cuidados”, aseguró Mónica.

La cooperativista también se refirió al trabajo conjunto con Economía Solidaria y expresó la voluntad de muchos carreros de sumarse a los cursos de capacitación en oficios que se dictan, en el marco del Programa de Integración Social que llevan adelante las secretarías de Promoción Social y Servicios Públicos y Medio Ambiente. “Todos dijeron que van a participar. Están abiertos a la posibilidad. La expectativa de dejar el carro y el caballo está. Las ganas están. Faltaba este empujón que es darle cursos a la gente, prepararla como para que tenga otro trabajo en la vida”, reconoció Mónica.

Y para cerrar contó que “en esta cooperativa son en su mayoría descendientes de carreros, nacen y se crían en el sistema de los carros y los caballos. Abriendo esta oportunidad ya les das otro sentido. Al tener esta capacitación pueden acceder a otros empleos”.

A su lado Dante Paz, uno de los carreros presentes en el operativo, dijo que piensa participar de estos cursos. “Hasta ahora estamos laburando bien con el carro y dentro de la cooperativa", dijo agradecido, y acceder a estas capacitaciones “es un logro para nosotros, me parece muy bien, nos sirve para salir adelante”, admitió. Luego sostuvo que no sólo es su objetivo sino de su grupo de compañeros del barrio, de “Génova al 2000, donde somos muy unidos”, remarcó Dante, un carrero que ya tiene algún conocimiento de albañilería y le gustaría aprender más sobre este oficio aunque no descarta pintura y carpintería.

En otro espacio, cerca de los hornos de barro, Tomasa y Roberta Valencia preparaban las empanadas de carne y verdura que servirían a todos los participantes de la capacitación. Ellas son huerteras y forman parte del Parque Huerta El Bosque.