30 de septiembre

Salud

Producción

La Municipalidad alienta la producción local de insumos médicos

La intendenta presentó una singular propuesta de asociación público-privada destinada a la fabricación de materiales cuyos costos se han hasta cuadriplicado a la par de complicarse su provisión.

Durante una conferencia de prensa que encabezó la intendenta Mónica Fein el miércoles 8 de octubre por la tarde, en el salón auditorio del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, la Municipalidad, en conjunto con el Polo Tecnológico de Rosario, presentó el Proyecto de Diseño y Fabricación Local de Dispositivos Médicos, iniciativa público-privada a través de la cual, a instancias del Estado local, se alentará a fabricantes de la ciduad a producir insumos de recurrente uso en la red de salud -tanto pública como privada-, en su mayor parte importados y cuyos costos en los últimos meses se han hasta cuadriplicado, a la par de haberse complicado su provisión. Se trata de una cartera de insumos que en 2013 representó para el municipio una erogación de $ 25 millones, cifra que, si se agrega lo invertido por la provincia y lo estimado por el sector privado, compone un mercado de materiales biomédicos que ronda los 75 millones en la ciudad y 150 millones a nivel provincial.

De esta manera, la Municipalidad será nuevamente pionera en el sector salud con un proyecto que tiene como principal objetivo reunir las fuerzas productivas para producir desde Rosario insumos médicos de primera necesidad que en varios casos y por causa de la coyuntura económica actual han visto dificultada la garantía de su normal aprovisionamiento. En este sentido, la propuesta de la Municipalidad ha despertado en sus etapas previas un decidido interés de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), lo que ratificó en ocasión del anuncio Juan Carlos Artigas, quien en representación del organismo acompañó a la intendenta en la presentación.

Durante el lanzamiento de la propuesta, que contó además con la presencia del presidente del Polo Tecnológico de Rosario, Raúl Siri, y los secretarios de Salud y de Producción municipal, Leonardo Caruana y Eleonora Scagliotti, la intendenta expresó su satisfacción por “poder presentar junto a la Anmat y el Polo Tecnológico esta idea de propiciar la producción local de insumos que actualmente en general se importan, para que empresarios afines al rubro puedan desarrollarlos en la ciudad y venderlos también al sector privado”.

Fein resaltó, en ese mismo sentido, la fuerte presencia empresarial que acompañó el anuncio como señal del interés que despierta la propuesta, a la par del decidido apoyo del Polo Tecnológico y sus firmas asociadas en lo que respecta a la asistencia y logística para la planificación y desarrollo de los respectivos procesos productivos, y también, y muy enfáticamente, agradeció el acompañamiento clave de la Anmat “para que ésto pueda darse”.

La propuesta y sus antecedentes

Se trata de una nueva iniciativa público-privada en la cual interactúan la Municipalidad de Rosario a través de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Producción, y el Polo Tecnológico Rosario.

En su etapa de elaboración, la titular de la cartera de Producción, Eleonora Scagliotti, y su par en materia de Salud, Leonardo Caruana, junto a integrantes del Polo Tecnológico, estuvieron reunidos con el director de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), Carlos Chiale, ocasión en que el organismo nacional manifestó un total interés en esta iniciativa y valoró la importancia estratégica de contar con este tipo de producción local.

Actualmente, el sistema de salud pública municipal involucra un pool total de 1.200 materiales biomédicos, de los cuales alrededor de 200 son de uso general. En conjunto, representan para la Municipalidad de Rosario un gasto anual del orden de los $25 millones (cierre 2013).

Si al gasto municipal se le suma el provincial y el que estimativamente realiza el sector privado, se puede concluir que el mercado de materiales biomédicos ronda los 75 millones en la ciudad y 150 millones a nivel provincial.

El proyecto propone abordar, al menos en una primera etapa, aquellos materiales que reúnan estas características:

  • Alto impacto en términos de cantidades consumidas.
  • Baja complejidad en su producción.
  • Dificultades en el abastecimiento y/o notable aumento en las cotizaciones.

A partir de estos criterios, se propone el abordaje de algunos materiales específicos, cuyas características, en términos de cantidades consumidas anualmente, representan un gasto estimativo anual de alrededor de 13 millones.

Los items más representativos son guantes no estériles y estériles, jeringas descartables y macrogoteros, que representan un gasto anual, calculado a precios promedios de mayo 2014, de $ 6,5 millones en el ámbito público municipal, triplicándose prácticamente esta cifra si se consideran otros prestadores.

El desafío de sortear el contexto

El contexto coyuntural presenta serias dificultades en la disponibilidad de algunos materiales biomédicos por restricciones en la importación y también aumentos sostenidos de precios que superan en demasía los porcentajes inflacionarios, produciendo en algunos casos, sobre todo en ítems de uso generalizado y masivo, un desabastecimiento de los mismos que resulta crítico para el funcionamiento de los servicios y correcta atención de los pacientes.

A modo de ejemplo, los guantes de examinación, las jeringas descartables, equipos de perfusión de sueros y llaves de 3 vías son insumos que han presentado esta realidad en los últimos años.

La evolución de los costos

En el caso de los guantes de examinación de látex, cajas de 100 unidades, su precio se duplicó e incluso llegó a triplicarse en algunos meses del año 2014, pasando en promedio de $40 a $80 la caja en la actualidad.

En materia de jeringas descartables sin aguja (1 ml x 100 unidades) su precio casi se triplicó e incluso cuatriplicó en el último año, pasando de $0,40 la unidad al precio promedio actual de $1,20.

En cuanto a los equipos para infusión de sueros tipo macrogoteros, su precio casi se triplicó e incluso cuatriplicó en el último año, pasando de $2,5 la unidad al precio promedio actual de $9.

Los objetivos de la propuesta

  • Promover el desarrollo tecnológico y productivo de la ciudad y la región en particular referencia a materiales biomédicos.
  • Fortalecer la participación de actores locales en toda la cadena de prestación de servicios de salud.
  • Asegurar un abastecimiento seguro, predecible y de calidad de insumos críticos en el sistema de salud local.

El modelo de salud local

Desde hace más de 20 años, Rosario fue desarrollando un sistema de salud que hoy es modelo a nivel nacional. Según el último relevamiento realizado por la Fundación del Banco Municipal, alrededor del 35% de la población rosarina sólo tiene cobertura del sector público, donde recibe prestaciones de todas las complejidades, en forma gratuita.

Este sistema constituye una red de atención complementaria que tiene una población a cargo de 500.000 personas en el área metropolitana más la recepción de pacientes derivados del interior de la provincia y de otras provincias vecinas. Sostener esta red de salud demanda una inversión promedio de 3 millones de pesos diarios sólo en los efectores municipales, conformando un modelo de salud accesible que es ejemplo del país.

Cabe mencionar que esta red siempre apostó, además, a poseer la necesaria autonomía para la producción de ciertos insumos básicos, los medicamentos esenciales, que deben estar disponibles más allá de los avatares de la economía y el mercado. En este aspecto, el desarrollo del LEM en el municipio y del LIF en la provincia, como laboratorios públicos de producción de medicamentos, fueron hitos trascendentes.

Rosario, ciudad productiva y tecnológica

Rosario cuenta con un eficaz sistema de relevamiento de información referida a su sector productivo que permite una identificación ágil y actualizada de las empresas de base tecnológica radicadas en la ciudad, a fin de facilitar una articulación fluida entre el sector empresario, el sector público y la generación de nuevos conocimientos para la innovación.

A propósito de esto, la participación de las empresas del sector Ciencia y Tecnología explica el 33,2% de la facturación total para el área Servicios (fundamentalmente a partir de actividades de consultoría en informática, suministros de programas, procesamiento de datos, servicios de electrónica y comunicaciones) y el 25,32% de la facturación industrial (impulsada especialmente desde la fabricación de maquinaria de oficina, de equipo eléctrico y de aparatos de distribución y control de la energía eléctrica, entre otros rubros), representando además el 4% de los locales habilitados de la ciudad.

En este marco, la conformación de diferentes espacios físicos para la interacción entre tecnología, ciencia y producción apuntan a contribuir al desarrollo económico de alto valor agregado, la promoción de la cultura científico-tecnológica y la generación de relaciones sinérgicas entre el plano académico, gubernamental y empresarial.

En tal sentido, la construcción de la denominada ZONA I (Área Tecnológica Nodo Rosario) en el predio del Ex Batallón de Comunicaciones 121, constituye una herramienta estratégica para la integración dinámica entre universidades, empresas y los gobiernos municipal y provincial, a fin de favorecer la innovación competitiva del tejido productivo.

A partir de esta articulación se pretende dinamizar dos áreas claves de conocimiento: las biotecnologías y las tecnologías de la información y las comunicaciones.

En este nuevo ámbito ubicado en un lugar accesible y dinámico, un importante grupo de profesionales proporcionará servicios de alta calidad y valor agregado, estimulará una cultura de excelencia científica, transferirá conocimientos hacia la sociedad, y fomentará activamente la creación de nuevas empresas innovadoras.

En la misma dirección, la confianza en el compromiso público y la iniciativa privada, permitieron que capitales nacionales y extranjeros elijan nuestra ciudad para radicar emprendimientos de base científica y tecnológica como el Instituto de Agrobiotecnología de Rosario (Indear), localizado en el predio del Centro Científico Tecnológico de Rosario-Conicet.

Asimismo, el Centro Científico Tecnológico Rosario (CCT-Rosario), dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), también se destaca por fomentar el intercambio y la cooperación científica y tecnológica con la región, el país y el extranjero, promoviendo actividades de difusión, transferencia y asesoramiento en el ámbito de su competencia.

El CCT-Rosario cuenta con diez institutos dedicados a la investigación en diversas áreas de la ciencia, entre los que se pueden mencionar el Instituto Rosario de Investigaciones en Ciencias de la Educación (Irice), el Instituto de Física Rosario (Ifir), el Instituto de Química Rosario (Iquir), el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), el Instituto de Fisiología Experimental (Ifise), el Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos (Cefobi), el Centro Internacional Franco-Argentino de Ciencias de la Información y de Sistemas (Cifasis), la Unidad Ejecutora en Investigaciones Socio-Históricas Regionales (Ishir), el Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos (Iprobyq) y el Instituto de Inmunología Clínica de Rosario (Idicer).

Finalmente, resulta posible enumerar como competencias distintivas y activos estratégicos con que cuenta nuestra ciudad los recursos humanos de gran capacidad y formación, un gran número de Empresas de Base Tecnológica, una alta concentración de organismos de investigación y desarrollo, una vinculación dinámica entre empresas y organismos de I+D, una gran capacidad asociativa público-privada, un entorno urbano saludable, e inversiones locales y nacionales en ciencia y tecnología.

Hospital de Emergencias "Dr. Clemente Álvarez"

PELLEGRINI CARLOS 3205

4808111