18 de octubre

Salud

Derechos sexuales y reproductivos: la obra del Roque fue mucho más que ladrillos y equipamiento

A la par de la nueva Área de Atención Integral de la Mujer, el municipio convocó a ONG para promover juntos el parto respetado. Se plasmó en un documento colectivo y corona una labor pionera.

En el marco de la inauguración del Área de Atención Integral de la Mujer del Hospital Roque Sáenz Peña, la Municipalidad propuso planificar, en forma participativa y concertada entre equipos de salud y organizaciones de mujeres, talleres temáticos vivenciales para trabajar actividades vinculadas a la difusión de los Derechos Sexuales y Reproductivos y, en particular, el derecho al parto y nacimiento respetados. Los mismos se realizaron en los distritos Sur y Sudoeste.

Durante el acto de apertura de la nueva Área, el secretario de Salud, Leonardo Caruana, destacó ese trabajo en conjunto, que se desarrolló paralelamente a la obra y que culminó con un documento llamado Jornadas de Trabajo. Hacia las maternidades en el Roque, donde se expresan las diferentes miradas y visiones en materia de salud sexual y reproductiva.

Para Caruana, no sólo se trató de un proceso de construcción que comenzó un año atrás cuando se licitó la obra, sino que se llevó adelante un trabajo con todas las organizaciones sociales y con los equipos de la propia maternidad, en tanto que subrayó que la iniciativa cuenta "con una historia, porque no empezó hace un año este trabajo en la perspectiva de la Salud Integral de la Mujer”.

“Nos convocamos con 30 organizaciones no gubernamentales y pudimos generar y armar un equipo de trabajo que se reunió paralelamente a la obra en los distritos Sur y Sudoeste. Capacitamos a otras mujeres en Salud Sexual y Reproductiva, en el conocimiento de la ley, en el Parto Respetado, y llegamos a la elaboración de un documento”, continuó el secretario de Salud.

Caruana destacó que, para el municipio, el trabajo con las ONG tuvo la misma jerarquía que la inversión económica para el equipamiento en tecnología. "No hay ningún equipamiento que pueda medir la desigualdad en el trato, no hay ningún equipamiento que pueda medir una situación de violencia; se necesita el equipamiento, pero las herramientas blandas de cuidar, acompañar, garantizar derechos, hay que trabajarlas todos los días”, concluyó el funcionario municipal. 

Para la lucha de mujeres esto es un orgullo

Fernanda Serna es presidenta de Ademur (Asociación de Mujeres Resilientes); frente a estos encuentros señaló que “fue una experiencia maravillosa", y agregó: "Si bien nosotras somos las que luchamos todos los días por los derechos de las mujeres, conocemos nuestros derechos a un parto respetado, a la no violencia obstétrica, que se ha sufrido en muchas maternidades y en sanatorios también”.

“Este trabajo con los médicos, con los trabajadores de la salud, que entienden qué es un parto y un nacimiento respetado, que se cargaron esto al hombro, que nos hicieron participar a las instituciones, todo fue bárbaro y además explicarles a las mujeres en el territorio que tienen derechos en un parto y deben ser respetados”, ponderó Fernanda. Además describió a la nueva área del Roque como "maravillosa", y bromeó: "Te dan ganas de tener de nuevo un hijo, no es mi caso porque ya estoy grande”.

La titular de Ademur recordó también que entregaron a la intendenta Mónica Fein y al gobernador Miguel Lifschitz un documento que elaboraron al finalizar los talleres, donde se destaca el trabajo de las organizaciones sociales. Y remarcó: “No es habitual que el Estado convoque a las organizaciones a trabajar, pero en el último tiempo hubo un cambio; que el Estado articule con las organizaciones que trabajamos en el territorio, que conocemos bien el paño, está muy bueno, y nos fortalece a nosotros el poder tener una relación directa con el Estado. Para la lucha de mujeres esto es un orgullo”.

Por su parte, Norma Olguín, que integra la Red de Mujeres del Distrito Sudoeste, comentó: “Participé de los talleres de parto responsable, allí pudimos transmitir cómo fue el momento del nacimiento de nuestros hijos; otra época, otros momentos. También tomamos conocimiento de las nuevas instalaciones del Sáenz Peña, con respecto a la nueva marternidad, con aparatos de última generación, lo cual va a cambiar la modalidad, el proceso de parto y post parto".

"Esto es un gran avance. Pero hay algo fundamental, que es la información, y eso es un trabajo que tenemos que realizar en conjunto, organizaciones y Estado”, sostuvo.

"La mejor salud pública de Latinoamérica"

Lo dice Elda Cerrano, quien trabaja en la Municipalidad en el área de salud desde el 10 de diciembre de 1989. Oportunamente relevó el estado de los efectores de la red sanitaria local y ahora disfruta de este logro “que se concreta hoy y nos costó sangre, sudor y lágrimas”, dice entre risas la coordinadora del Programa de Salud Integral de la Mujer. “Cuando llegamos era terrible, no había nada”, menciona y recuerda que “los dispensarios eran un horror, no había bajalenguas, gasas, ni vacunas, ventanas rotas, una silla por consultorio, no había medicamentos y los médicos llevaban cucharas para ver la garganta de los chiquitos”.

“Hoy tener esta maternidad con parto respetado es un logro maravilloso, pero es parte de que Rosario sea dueña de la mejor salud pública de Latinoamérica, reconocida por el mundo entero”, menciona con orgullo. Recuerda que en los inicios de su trabajo, en 1991, la Municipalidad puso a disposición de las usuarias del sistema de Salud Pública métodos anticonceptivos como pastillas y el dispositivo intrauterino (DIU) cuando aún estaban prohibidos por una ley nacional promulgada durante la última dictadura. "Un año nos llevó incluirlo en el vademécum municipal, que contemplaba sólo monodrogas y los anticonceptivos tienen dos, y los comprábamos como reguladores del ciclo, y los DIU como material descartable, y así comenzamos con las anticoncepciones, hasta que en el '96 pudimos sacar la ordenanza que creó el Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable; el camino fue largo y muy difícil y con metas que seguimos conquistando día a día”.

La información es ayudar a elegir

Los talleres llevados a cabo en los distritos Sur y Sudoeste tuvieron como objetivo la difusión de derechos sexuales y reproductivos y la difusión de la ley 25.959 que plantea en forma expresa los derechos de las mujeres, sus parejas y los recién nacidos relacionados con el embarazo, parto y postparto.

A continuación algunas de las conclusiones más significativas:

  • Cuando se preguntó quiénes conocían la ley 25929 sobre parto respetado, contestaron que sí funcionarios/as y mujeres de ONG, mientras que las mujeres que participaban de los talleres sin ninguna filiación no la conocían.
  • A las preguntas con ciertas consignas propias de la experiencia del embarazo y el parto, las mujeres contestaron: la mayoría confesaron sufrir algún tipo de maltratos, sentirse solas sin mucha información sobre lo que estaba pasando, sentir que algunas intervenciones médicas fueron poco explicadas, hasta innecesarias. Y decidieron quedarse calladas, preferir el silencio para no seguir recibiendo violencias y malos tratos.
  • La mayoría tuvieron parto natural, algunas pudieron estar acompañadas en la cesárea, muchas fueron llamadas por algún sobrenombre: mamita, gorda, no por su nombre.
  • Se concluyó lo importante que es el acompañamiento emocional de la embarazada, involucrando a la pareja. A lo que algunos profesionales de los centros de salud reflexionaron: se necesita mayor intimidad a la hora de la consulta con la embarazada.
  • Acompañamiento amoroso del parto y puerperio.
  • Parto humanizado, donde en el modo de hacer se privilegie el respeto, el afecto, la individualidad del momento, apelando a la capacidad de reflexión permanente del médico/a y de la mujer, lo que lo hace un acto único recreado por la libertad y la conciencia plena de nosotras mismas y de la otra persona que está naciendo.

"No queremos una sobreatención, queremos un diálogo que nos dé confianza en el momento del embarazo y del parto, fuerza, libertad, lo que necesita toda persona, en este caso las mujeres para ser protagonistas de una experiencia única: traer un hijo, una hija al mundo. Seguiremos apostando a entender una experiencia como es el embarazo y el parto desde una mirada colectiva de mujeres, a difundir la ley de parto respetado como una herramienta que ayude a las mujeres a vivir plenamente su parto y fortalezca el ejercicio de los derechos de las mujeres como ciudadanas de una sociedad", sostiene el documento.

La primera, ¡presente!

Olga Rocha de Arman inauguró la maternidad del hospital en 1961 con el nacimiento de su hijo varón, cuatro años después entró a trabajar en el Roque y se quedó allí durante 30 años, hasta jubilarse. “El Roque es mi casa, trabajé día y noche”, asegura Olga mientras esperaba el momento de entrar y ver la nueva maternidad.

Sábanas exclusivas para la mejor bienvenida

Intervenir sábanas con figuras y pinturas de colores, tal fue la iniciativa de la Secretaría de Cultura para la construcción de vínculos y para acompañar la apertura del Área de Atención Integral de la Mujer del Hospital Roque Sáenz Peña.

Es una actividad coordinada por la Escuela Municipal de Artes Plásticas Manuel Musto: “Logramos hacer más de 50 en este momento y ahora vamos a llevar la propuesta a La Isla de los Inventos en otra jornada de trabajo para contar qué pasa en el Roque y lograr que más se sumen y comprometan con el laburo”, dice Fernanda González Cortiñas, responsable de la acción.

Al lugar llegaron niñas, niños y vecinos. “Trajimos algunos sellos, con figuras geométricas para la intervención, y la idea es que podamos entregar una sábana a cada recién nacido, que será una pieza única realizada por un rosarino que decidió involucrarse en esta aventura, con absoluta creación libre", explicó.

Hospital "Dr. Roque Sáenz Peña"

LAPRIDA FRANCISCO NARCISO 5381 0

Conmutador: 4809144