17 de diciembre

Medio ambiente

Cultura

El Rosedal vivió su Picnic Nocturno entre juegos, bicis y música

La última edición de esta temporada, tuvo diversión para grandes y chicos en el parque de la Independencia con una bicicleteada en la previa.

Primero fue el parque de las Colectividades, luego llegó el turno del Yrigoyen y así la primera temporada de los picnics nocturnos concluyó en una templada noche de abril que, pese a no tener las altas temperaturas del verano, convocó a cientos de rosarinos que se acercaron al Rosedal del parque de la Independencia para disfrutar del verde de la ciudad por la noche.

Un telar formado entre grandes y chicos que expresaban sus deseos con palabras o dibujos, mientras los pequeños realizaban tareas de serigrafía y los mayores, lona y mate en mano, disfrutaban de la música de vientos que amenizaba la noche, marcaron los primeros compases de una velada que demostró una vez más el acompañamiento de los vecinos ante estas propuestas pensadas por la Municipalidad de Rosario.

En ese sentido, la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello, manifestó: “Estamos muy felices de haber concretado y llevado a cabo estas tres ediciones. Este tipo de acciones permiten que el espacio público se revalorice y trabajamos en mejorar los mismos para que en todos los barrios se realicen actividades que permitan un uso intensivo de parques y plazas”.

En la previa, y en el marco del Día Mundial de la Bicicleta, el Ente de la Movilidad propuso llegar en bicis hacia el Rosedal desde la plaza López, donde se montó un stand en el que se entregó a cada uno de los protagonistas accesorios de seguridad para su rodado.

“Estan buenísimas este tipo de actividades, me encantan, por eso me sume. Es otra forma de acercarse al picnic. Estaría bueno que se vuelva a repetir”, expresó Lucía. En tanto Claudia, agregó “Me encantó, la verdad que estamos re contentas con los regalos que nos dieron, nos encantó todo, muy lindo”.

Es importante mencionar que esta instancia permitió dialogar con los ciclistas e intensificar las tareas de concientización sobre las buenas prácticas en el espacio público y el papel que juega la bici como un modo sustentable de trasladarse en la ciudad.

Con esta forma de transporte, más las viandas saludables de Economía Social y las diversas propuestas culturales, entre una orquesta de vientos y versiones del eterno Sandro, cada uno disfrutó de la noche apropiándose del espacio público, haciéndose parte de cada rincón verde de la ciudad.

Los picnics nocturnos, ya un clásico de la ciudad, tendrán ahora un receso, para luego lanzar una segunda temporada con nuevas actividades y atractivos llegada la primavera. “Vamos a ampliar el número de ediciones y parques a los que llegaremos. La recepción por parte de los rosarinos fue masiva y muy positiva, por lo que la intención es de redoblar la apuesta”, cerró Borgatello.

Parque de la Independencia

OROÑO NICASIO 1901 0