18 de noviembre

Movilidad

La Municipalidad sumará una nueva línea de trolebuses

Incorporará 12 coches eléctricos para el corredor Sud-Oeste, que circulará por avenida Francia, llegando al centro de la ciudad por calle Mendoza y finalizando en la Ciudad Universitaria.

La Municipalidad de Rosario avanza en el proyecto de modificar la movilidad en la ciudad y conducirla hacia un modelo sustentable. En dicho sentido, se concretó un paso más para la implementación de una nueva línea eléctrica, la línea Q, que se sumará a la red del Transporte Urbano de Pasajeros. Se trata del corredor troncal Sud-Oeste, que conectará diferentes barrios de los distritos Sudoeste y Oeste con el centro de la ciudad.

El municipio firmó con la empresa rusa Trolza la compra de 12 coches eléctricos al transporte de la ciudad. Se estima que el nuevo corredor –que forma parte del futuro sistema de transporte de pasajeros que apunta a un modelo sustentable–  esté en funcionamiento antes de fin de año.

“La sustentabilidad para nosotros, como lo dije en el discurso de apertura de las sesiones en el Concejo municipal, será un eje fundamental de la gestión. Y hoy avanzamos en una propuesta de movilidad que alienta el uso del transporte eléctrico”, comentó la intendenta Mónica Fein.

En este camino, progresa la incorporación de una nueva línea eléctrica que circulará por un corredor troncal Sud-Oeste por avenida Francia, llegando al centro de la ciudad por calle Mendoza y finalizando en la Ciudad Universitaria, conectando diferentes barrios de los distritos Sudoeste y Oeste con el centro de la ciudad. “Queremos potenciar la línea existente a la par de incorporar una nueva que favorezca la comunicación de los distintos barrios del sudoeste con el centro de Rosario”, remarcó Fein.

El nuevo corredor de trolebús se encuadra en el proceso de la nueva licitación del transporte, tendiente a consolidar un sistema sustentable, accesible, integrado, inclusivo, innovador, seguro y participativo para la ciudad de Rosario, y contará con una longitud total de recorrido de 25,6 kilómetros (12,6 km de ida y 13 km de vuelta).

Asimismo y con el objetivo de alcanzar un intervalo entre coches de 8 minutos, la cantidad de unidades necesarias para esta nueva línea de trolebuses es de 12 coches, considerando 10 operativos y 2 de reserva. Las mismas serán piso bajo y estarán equipadas con rampas para discapacitados y equipos de aire acondicionado frío-calor.

Al tratarse de un modo de transporte no contaminante, los trolebuses ofrecen una solución limpia y eficiente al problema de contaminación, dado que no consumen hidrocarburos ni emiten gases.

La ciudad de Rosario ya cuenta con un corredor de estas características, la línea K, con un recorrido total de 25,2 kilómetros. El nuevo corredor se superpondrá con el actual corredor eléctrico en 11,4 kilómetros en el tramo desde avenida Francia y Mendoza/San Juan hasta el CUR. Esta superposición permitirá duplicar la oferta de servicios eléctricos en el sector donde convivan ambas líneas.

“Esta incorporación se enmarca en el diseño del nuevo sistema, pensado para dar respuestas al crecimiento urbano de la ciudad”, destacó la intendenta, quien además destacó que el mismo “contempla la posibilidad de que todas las zonas cuenten con conectividad directa al área central y los principales corredores barriales mediante una red de transporte que articula líneas de alta frecuencia y mayor velocidad con otras que vinculan los barrios con el área central y líneas barriales que responden a las necesidades internas de Rosario”.

Cabe destacar que la implementación de este nuevo corredor se realizará en consonancia con otras ciudades del país, como Mendoza, Mar del Plata y Córdoba, las cuales también apuestan al uso de energías alternativas en la prestación del servicio del transporte público de pasajeros.