18 de noviembre

Control

Convivencia

Control: se remitieron 432 vehículos durante la última semana

Las áreas de control municipal llevaron adelante múltiples intervenciones preventivas en horario diurno y nocturno. También hubo operativos especiales.

La Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, concretó múltiples operativos preventivos de tránsito junto a la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. Los procedimientos se realizaron diariamente, en horario diurno y nocturno, y en distintas zonas de la ciudad.

Entre el lunes 7 y el domingo 13 de octubre, 432 autos y motos fueron llevados al depósito municipal durante operativos realizados por agentes de la Dirección General de Tránsito, la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección General de Fiscalización de Transporte. Del total de remisiones efectuadas, 17 fueron por alcoholemia positiva, siendo de 2.11 gramos el nivel máximo registrado de alcohol en sangre. Por otra parte, 16 eran remises ilegales.

"El uso que hacemos del espacio público debe estar ajustado a las normas reguladoras que permiten construir convivencia. El tránsito ordenado y respetuoso de la ley es un aspecto fundamental del modo en que nos apropiamos de los lugares comunes de nuestra ciudad", sostuvo el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin. 

Operativos especiales

Además, como cada semana, se realizaron operativos especiales nocturnos en colaboración con el Ministerio de Seguridad provincial en las zonas más vulnerables Rosario. “Cada día asistimos a distintos barrios en los que los habitantes han solicitado nuestra presencia a fin de promover condiciones de mayor seguridad urbana”, explicó el secretario de la repartición, Guillermo Turrin.

Entre el lunes 7 y el viernes 11 de octubre, se efectuaron 320 intervenciones en el marco de las cuales se trasladaron 149 motos y autos al depósito municipal. Estas acciones son de carácter preventivo, son móviles y se realizan de manera sorpresiva desde la tarde y hasta la madrugada.
Durante las mismas, interviene personal municipal y policial en simultáneo, quienes abordan situaciones de orden en la seguridad vial como en la prevención de delitos.

Por un lado, se efectúa el control municipal en el que se requiere la documentación del vehículo y se controlan la presencia de elementos y medidas de seguridad reglamentarias, como por ejemplo, tenencia de casco y chapa patente, así como también la titularidad del rodado y si están vigentes pedidos de captura policial. Por otra parte, los efectivos policiales se encargan de identificar a conductores y acompañantes y fiscalizar cuestiones relacionadas con armas de fuego.