22 de agosto

Convivencia

Prevención
Control

La Municipalidad advierte sobre las conductas más riesgosas al volante

Un estudio elaborado por el Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito alerta sobre las infracciones que más siniestros viales ocasionaron durante el primer semestre de 2019.

La Municipalidad de Rosario solicitó al Sistema Integrado de Denuncias de Accidentes de Tránsito (Sideat) un informe sobre las causas atribuibles a siniestros producidas en la ciudad manifestadas por los denunciantes, durante el primer semestre del corriente año. 

El Sideat informó que durante la primera mitad de 2019, la mayoría de los siniestros en Rosario se produjeron por no respetar la distancia del frenado (22,80 por ciento). Le siguen errores de cálculo, (19.50%), distracción (18.70%) –sobresale la utilización del celular–, y mala maniobra del otro (13%).

El resto de los siniestros obedece a las siguientes causas en proporciones similares: no respetar la prioridad de paso, no respetar cartel de pare, exceso de velocidad, mala maniobra del tercero, calzada resbaladiza, obstrucción visual, pasar en semáforo rojo, falla en freno, cruce de animales, encandilamiento del sol, falla mecánica, mal estado de la calzada, cruce indebido de peatón, falta de iluminación, obstrucción visual por objeto, circular en contramano, distracción propia, circular sin luces, falta de señalización, mala maniobra propia y mal funcionamiento del semáforo.

Las cifras aportadas por el Sideat revelan las conductas indebidas que conductores y peatones llevan adelante y que ocasionan siniestros viales. “Todos los días optamos por cumplir o no las normas que regulan el tránsito y la circulación por la ciudad, desde el volante o como peatones. Es necesario conocer las estadísticas que muestren qué acciones concretamos a fin de establecer y organizar un trabajo preventivo y de educación vial”, sostuvo el secretario de Control y Convivencia Ciudadana Guillermo Turrin.

El funcionario recordó que los siguientes comportamientos promueven la seguridad vial desde el volante:

  • Cuando se frena tras la línea peatonal y se le da paso al peatón.
  • Cuando se estaciona debidamente, dándoles sus lugares correspondientes a personas con discapacidades,o bien, no obstruyendo el paso de otros vehículos.
  • Cuando se respeta la línea amarilla, dándole a las personas que suben y bajan de los colectivos a posibilidad de hacerlo con seguridad y tranquilidad y al mismo tiempo garantizando un ascenso y descenso de taxis sin inconvenientes.
  • Cuando se respetan los semáforos.
  • Cuando se libera la ciclovía dejando que los ciclistas puedan circular libremente.
  • Cuando se conduce a las velocidades reglamentarias, no exponiendo a riesgos graviísimos a los demás.

Finalmente, también señaló la responsabilidad de los peatones y la necesidad de que contemplen y respeten determinadas pautas:

  • Cruzar por la senda peatonal.
  • Cruzar cuando el semáforo da verde.
  • Tomar taxis sólo en los primeros metros de la cuadra
  • No invadir las ciclovías ni las rampas destinadas a personas con discapacidades.