22 de agosto

Movilidad

Transporte
Gobierno
Control

La Municipalidad anunció la caducidad de la habilitación de la empresa Cabify

La aplicación se encontraba suspendida debido a graves incumplimientos e irregularidades de acuerdo a la normativa vigente.

La secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado, confirmó este mediodía la caducidad total de la aplicación Cabify para operar en Rosario a raíz de la detección de varias irregularidades. La Municipalidad resolvió bajar la habilitación a la empresa Cabify por reiterados y graves incumplimientos en las ordenanzas vigentes. 

La resolución del municipio llega luego de que se conociera la información de que un taxi, un remís y un vehículo no autorizado fueron remitidos al corralón al constatarse que estaban trabajando para la aplicación Cabify, que estaba suspendida.

"Nosotros habíamos dictado una resolución por la cual estaba suspendida la empresa Cabify, y en el marco del trabajo coordinado con la Secretaría de Control y Convivencia a la que habíamos solicitado que realicen en los operativos los controles pertinentes, en el día de ayer se constataron diferentes situaciones en tres vehículos y vimos que la empresa estaba funcionando", señaló Alvarado.

En la ocasión la secretaria detalló que se detectaron “un remís habilitado por el municipio, un taxi y un vehículo no estaba habilitado, ni como taxi, ni como remís, todos despachados por el aplicativo Cabify”.

"Se estuvieron violando todas las normativas dentro del municipio respecto a la razón y al objeto por el cual fue habilitado como agencia de apoyo al servicio de remís y, por lo tanto, hemos decidido caducar la licencia dada a la empresa Cabify", ratificó Alvarado y subrayó: “Queda caduco el servicio”.

Ahora se notificará a todos los remises que tenían contrato con Cabify que deberán presentar un nuevo contrato con las empresas habilitadas por el municipio.

“La empresa tenía un plazo para adecuarse a la norma, fue intimada, fue suspendida y no cumplió. Los últimos operativos demostraron que seguía infringiendo la norma, no solo porque despachó un remís habilitado, también lo hizo con viajes de taxis algo que estaba totalmente prohibido y con vehículos particulares no autorizados”, amplió Alvarado.

A su lado, el subsecretario de Control y Convivencia Matías Palavecino, ratificó que “en operativos de rutina y al azar, tres controles dieron positivo, donde los inspectores les consultaban a los usuarios cual había sido la modalidad de la utilización de ese móvil y todos manifestaron que fue a través de Cabify y de forma inmediata se procedió al secuestro y remisión de esos vehículos”.