18 de septiembre

Inclusión

Desarrollo social
Adultos mayores

Con una concurrencia masiva se presentó la Campaña de Concientización sobre el Buen Trato hacia las Personas Mayores

Más de 500 adultos y adultas mayores se reunieron en el Centro Asturiano para compartir un show musical y humorístico en el lanzamiento de la campaña.

El viernes pasado, en el Centro Asturiano (San Luis 644), se presentó la Campaña de Concientización sobre el Buen Trato hacia las Personas Mayores, en el marco de las actividades previstas para el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez instaurado por las Naciones Unidas cada 15 de junio.

La actividad contó con la presencia y participación de más de 500 adultas y adultos mayores que participan de las propuestas del Centro de Día que funciona en dicha institución y de otros espacios que el municipio dispone para este grupo etario.

El cierre del encuentro contó con un espectáculo de humor a cargo de Juan Junco y la presentación de Los Sandritos, banda homenaje a Roberto Sánchez que interpretó sus grandes éxitos generando gran euforia y algarabía entre el público que se sumó a cantar las canciones y fotografiarse con los músicos.

Durante la presentación, Pablo Urbaitel de la Dirección de Adultas y Adultos Mayores, hizo referencia a las experiencias previas de trabajo: “Desde 2015 venimos instalando la campaña del buen trato porque el 15 de junio es el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Venimos desarrollando todos los meses de junio una campaña de sensibilización para visibilizar en la escena pública la problemática, a partir de propuestas de difusión y de trabajo con adultos mayores en espacios en lo que se pueda discutir y problematizar acerca de esto”, explicó.

En relación a la perspectiva desde la que se aborda el tema del maltrato a las personas mayores, Urbaitel comentó: “Creemos que la mejor forma de visibilizarlo no es contar la discriminación y el maltrato, que son problemas muy importantes y poco visibles, sino fomentar un trato equilibrado, democrático y respetuoso hacia las personas mayores”. 

La campaña

La Campaña de Concientización sobre el Buen Trato hacia las Personas Mayores tiene entre sus objetivos centrales instalar en la agenda pública el flagelo del maltrato hacia las personas mayores, generar conciencia sobre la necesidad de construir una cultura del buen trato, impulsar espacios de reflexión y debate sobre la problemática, y producir acciones de difusión en los espacios públicos de la ciudad.

Las propuestas de esta campaña se enmarcan en una línea de acción tendiente no sólo a prevenir y considerar los casos de abuso y maltrato en la ciudad sino, fundamentalmente, a difundir y generar una cultura que promueva los derechos de las personas mayores. Mediante la misma se busca impulsar la solidaridad intergeneracional y contribuir a desarticular estereotipos y prejuicios negativos que existen sobre las personas mayores.

Desde la Dirección de Adultas y Adultos Mayores, se entiende que la "cultura de buen trato" debe ser entendida como un conjunto de valores y acciones que puestos en práctica con los otros, generen un sentimiento de respeto y reconocimiento mutuo. En otras palabras, la promoción del buen trato hacia las personas mayores implica reconocerlas como sujetos de derechos, involucradas en las decisiones que les competen y participando en todos los asuntos comunitarios.

Modalidades frecuentes de maltrato hacia los adultos mayores

Existen diferentes formar de ejercer el maltrato y la discriminación hacia los adultos mayores. Entre ellas, se puede mencionar la infantilización, es decir, se los trata como niños descalificando así sus deseos y necesidades, utilizando diminutivos para referirse a ellos. Asimismo la despersonalización, marcada en el borramiento de la individualidad y las necesidades personales, y la deshumanización al pasar por alto requerimientos básicos de cuidado de la intimidad. 

En otros casos también se puede detectar una victimización, que se produce con agravios mediante insultos, enojos, ridiculizaciones que los avergüenzan, minando la autoestima. O la pérdida de la libertad, en la medida que se puede desestimar la opinión del/la adulta/o mayor en beneficio del pariente o directivo, lo cual en principio además de maltrato constituye una ilegalidad.

En el contexto de una sociedad que naturaliza, desconoce e invisibiliza las situaciones de discriminación, abuso y maltrato, es vital llevar a cabo un abordaje preventivo, interdisciplinario e integral desde una perspectiva de derechos para hacer frente a estas situaciones.