19 de octubre

Vivienda

Servicios

Grandoli y Gutiérrez: se abrió una nueva oficina de atención al vecino para escriturar viviendas

La habilitación de este espacio se da en el marco de la intervención sostenida en el barrio, donde ya se realizaron múltiples mejoras en materia de infraestructura y diversas acciones sociales.

Este jueves, en el marco de las múltiples acciones y trabajos que se están desarrollando en el complejo de viviendas de Grandoli y Gutiérrez, la Municipalidad de Rosario abrió las puertas de una nueva oficina de atención al vecino, que se encuentra ubicada en el edificio de Grandoli 4951 (planta baja, departamento 26), y a la que también se puede acceder por Esteban de Luca, entre Grandoli y Alice.

El objetivo fundamental de este nuevo espacio es avanzar en la regularización de las viviendas de dos de las torres emplazadas en el barrio y la conformación de consorcios sociales en las mismas. Estas tareas estarán a cargo de personal del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat, que atenderá al público de martes a jueves de 9 a 12 en el nuevo espacio. En total, se estima que serán regularizadas más de 300 viviendas, que se sumarán a las más de 400 tramitadas este año por el gobierno provincial.

Para Viviana Foresi, integrante del directorio del Servicio Público de la Vivienda y el Habitat, "la apertura de este espacio nos va permitir estar más cerca de los vecinos". "Seguramente recordarán como estaba éste lugar, logramos reconstruirlo y qué mejor que dejar una huella de esa intervención con una oficina de atención al vecino", remarcó la funcionaria, recordando que la flamante oficina está ubicada en un departamento ocupado ilegalmente tiempo atrás y luego vandalizado en un conflicto entre bandas que se disputaban el poder del territorio.

"Se va a trabajar con el armado de consorcio y esrituración de viviendas, va a ser una oficina de coordinación con otras áreas del municipio y provincia. El Estado decidió quedarse en este barrio y por eso abrimos este espacio acá", señaló Foresi.

Por su parte, María Marta, que hace 21 años que vive en el barrio, se mostró entusiasmada con la propuesta de escriturar su vivienda para poder legársela a su hija. "Acá vivía mi papá; ahora estamos mi hija y yo, vemos muchas mejoras, sobre todo por calle Esteban de Luca. Esperamos que las mejoras continuen y tengamos mejor iluminación en el barrio", expresó.

Para Norma, vecina del barrio desde hace más de 30 años, la conformación de consorcios "es una gran noticia". "Acá estamos muy bien, nos falta organizarnos un poco y coloborar para mantener la limpieza y el orden del barrio", aseguró la mujer.

Trabajo conjunto y sostenido

Entre las obras de mejoras que se hicieron en el barrio, se destaca la liberación y próxima pavimentación de calle Esteban de Luca, entre Grandoli y Alice, donde previamente estaban construidas viviendas y cocheras particulares. También se realizaron refacciones y pintura en los tapiales frentistas del complejo, arreglo de veredas y colocación de luminarias led en las pasarelas del edificio. 

Esta intervención es parte del trabajo que llevan adelante provincia y municipio de manera articulada con el Ministerio Público de la Acusación (MPA), con el objetivo de mejorar la calidad de vida de vecinos del sector, disminuir la conflictividad social y mejorar la convivencia.

Como parte de la sostenida intervención, se refaccionaron y pusieron en valor 10 torres y 20 núcleos donde residen unas 1.000 familias. Se remodeló y revitalizó el centro comercial del barrio, se recuperaron y repararon 8 viviendas y 7 locales comerciales, y se inauguró la Plaza de la Solidaridad, el primero de los 4 espacios públicos que también fueron recuperados y mejorados. La inversión por parte de la provincia para estos trabajos superó los 28 millones de pesos.

En paralelo, se implementó una batería de acciones sociales para mejorar la convivencia, fortalecer la participación ciudadana y llegar a los vecinos del complejo habitacional con respuestas concretas y soluciones. Entre ellas, el municipio implementó el Servicio de Mediación como herramienta gratuita para la resolución de conflictos entre los habitantes del barrio.

En materia de regularización dominial, se firmaron 300 escrituras, que se suman a otros 300 hogares que ya tienen su escritura en trámite. Cabe destacar que la escritura es el documento legal que otorga seguridad jurídica a las familias y les brinda la posibilidad de vender, transferir y heredar el inmueble, usarlo como garantía y solicitar servicios.