16 de julio

Salud

Por el Día Mundial de la Hipertensión se programó campaña preventiva y de concientización

Las actividades involucran controles gratuitos en los centros municipales de Distrito, en tanto este domingo proseguirán a través de dos paradas saludables en Calle Recreativa.

Con motivo de conmemorarse cada 17 de mayo el Día Mundial de la Hipertensión, desde la Secretaría de Salud Pública, en conjunto con diversas organizaciones, se anunció una agenda de actividades en cuyo marco este viernes, de 14 a 16.30, se dispusieron controles gratuitos en la plaza San Martín, en tanto el domingo 19, de 9 a 12.30 en Calle Recreativa, la campaña se replicará a través de paradas saludables en Oroño y el río, y también en San Martín y Ayolas. Además, el viernes 24 de mayo, de 9 a 12, será el turno del CMD Noroeste Olga y Leticia Cossetini (Av. Provincias Unidas Bis 150).

La iniciativa tiene el propósito de concientizar a la comunidad sobre esta enfermedad brindando información y a través de controles gratuitos de presión arterial. Con apoyo de la cartera sanitaria local, está organizada por la Asociación de Hipertensión Arterial en adhesión al programa Conocé y controlá  tu presión arterial, lanzado por la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, la Liga Mundial de Hipertensión Arterial y la Sociedad Internacional de Hipertensión Arterial.

La hipertensión arterial es una enfermedad que en la mayoría de las personas no genera síntomas visibles y se instala de forma progresiva en el organismo. Afecta a alrededor del 40 por ciento de los argentinos. Involucra el aumento de la presión arterial de forma crónica y las consecuencias las sufren las arterias, que se lesionan y pueden progresar a arterioesclerosis.

Es una enfermedad que si no se trata puede desencadenar severas complicaciones cardiovasculares, como infarto agudo de miocardio, hemorragia o trombosis cerebral, situaciones pueden evitarse si se controla adecuadamente.

Además, es una de las patologías más frecuentes dentro de lo se conoce como enfermedades crónicas no transmisibles, por lo que es fundamental reducir el consumo de sal no sólo en pacientes hipertensos sino también en aquellos que tengan antecedentes de presión alta, ya que en su genética puede estar la patología.

El control de la presión arterial es uno de los primeros factores a tener en cuenta, pero además es importante atender las siguientes recomendaciones:

  • Reducir el peso corporal si se tiene sobrepeso.
  • Reducir el consumo de sal a 4-6 gramos al día; consumir menos productos preparados y en conserva, y no emplear sal en la preparación de los alimentos.
  • Reducir la ingesta de alcohol.
  • Realizar ejercicio físico, caminar, correr moderadamente, nadar, entre otros ejercicios, de 30 a 45 minutos por día, en un mínimo de 3 veces por semana.
  • Reducir el consumo de café.
  • Consumir alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras.
  • Abandonar el hábito de fumar.