19 de junio

Patrimonio

Rosario abanderada: se inauguró el primer mega mástil sobre la vera del río Paraná

Ubicado en avenida Estanislao López y avenida Francia, posee cuarenta metros de alto y su altura se asemeja a un edificio de trece pisos. Desde hoy, será legado cultural para todos los rosarinos.

Este viernes 14 de diciembre a la mañana, quedó inaugurado el primer mega mástil sobre la vera del río Paraná, en avenida Estanislao López y avenida Francia.

Con la presencia de la intendenta Mónica Fein; el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; el presidente de la Fundación Rosario, Luis Nazer, autoridades y funcionarios la bandera fue izada por los alumnos con mejores promedios de la Universidad Nacional de Rosario del 2018: Iván Milanes, licenciado en Ciencias de la Computación y Maximiliano Torti, ingeniero Electrónico, y por los miembros del Comité Ejecutivo de la Fundación Rosario. Además, durante el emotiuvo izamiento, la cantante Aldana Moriconi entonó Aurora.

El mástil posee cuarenta metros de alto, su altura se asemeja a un edificio de trece pisos y pesa 5200 kilos. Fue construido en acero de alta resistencia y para poder instalarlo, se tuvo que transportar en dos tramos de veinte metros cada uno. Para unir ambas partes, se realizó una soldadura en obra que se verificó mediante placa radiográfica digital y tubo de rayos X, garantizando la unión perfecta. La bandera mide nueve por catorce metros y tiene un peso de treinta kilos. El emplazamiento de este mástil es producto del aporte de quienes contribuyeron para este proyecto participando de la Noche de la Bandera, el 19 de junio de este año.

En el acto, Fein expresó: "Esta bandera es indiscutible para todos los argentinos, algo que necesitamos tanto, sentir que hay algo que nos une. La iniciativa de la Fundación de Rosario, y de Luis (Nazer) particularmente, que vienen trabajando para que en los distintos puntos estratégicos de la ciudad, recibamos a quienes nos visitan pero también a los rosarinos y rosarinas, para recuperar nuestra identidad y los valores que hacen grandes a Rosario".

Y agregó: "En momentos en los que de Rosario solo se habla mal, pensar todo lo bueno que tiene esta ciudad es una necesidad, porque todos los días hay noticias de buenas acciones de los rosarinos de esta ciudad, como los trabajos en los comedores, en las vecinales, en las empresas, en las instituciones".

Por su parte, Lifschitz, manifestó: "A Rosario, cuna de la Bandera Nacional, se continúa poniéndola en valor, en este caso con este mástil que se verá en muchos puntos de la ciudad, pero que también genera un nuevo punto de referencia en una zona de notable desarrollo, reconfigurándose, hablando de la nueva Rosario, que permanentemente crece y se desarrolla con nuevos emprendimientos. La bandera es un símbolo nacional, que nos cobija a todos los argentinos, cualquiera sea nuestra identidad política, condición social, lugar de residencia, todos nos sentimos identificados por esos colores celestes y blancos. Pero también, simboliza la Argentina que queremos ser, el futuro, la Argentina del desarrollo, del progreso, de la inclusión social, democrática, de la transparencia, de la innovación, y la bandera nos alienta y nos convoca a cumplir con estos objetivos".

La Fundación Rosario trabaja desde hace diez años contribuyendo con el posicionamiento nítido y positivo de la ciudad, siendo el resultado de la articulación de los sectores público y privado con la participación de más de cien instituciones. En este sentido, se encuentra entre las cincuenta organizaciones que existen a nivel mundial con este perfil. 

Con el programa Rosario Abanderada, la fundación viene trabajando hace dos años poniendo en valor el orgullo de ser la ciudad que Manuel Belgrano eligió para crear y enarbolar por primera vez la Bandera Nacional.

"Hace más de doscientos años, Manuel Belgrano enarboló por primera vez la bandera, y desde ese momento nos dejó el legado que convirtió a Rosario abanderada, es por eso que tenemos que convertir a la ciudad en una política de Estado de los rosarinos, acá es donde tienen que confluir todos los pensamientos. El verdadero valor de esta obra tiene que ver con un legado cultural que trasciende a cualquier persona, organización o gobierno, y que enriquece la autoestima de los rosarinos por generaciones", destacó Luis Nazer.

Cabe destacar que la mayoría de las empresas que participaron en la construcción del mástil son rosarinas, entre ellas: Milicic S.A., Cormetal S.A., Obring, Ingeniería y Pilotes S.R.L., Bit Control, Ing. Roberto Dadatto, Constructora del Sol, La Elena S.A., Soluciones 11, Acindar.

Por su ubicación estratégica, el mega mástil podrá observarse desde el ingreso a Rosario por el puente Rosario Victoria y se encuentra en un punto intermedio entre la avenida de la Costa y el Monumento a la Bandera. El emblema es el primer saludo que recibirán quienes se desplacen por la hidrovía, el corredor bioceánico y las vías de acceso a la ciudad desde las provincias del norte, la Mesopotamia y los países del Mercosur. Se emplaza, además, en un ámbito que representa el pasado y el presente de Rosario, próxima a barrios que dieron cabida a trabajadores inmigrantes y de disponen de una marcada identidad local.

Además, estuvieron presentes en el acto: el rector de la Universidad Nacional de Rosario, Héctor Floriani; el secretario de Turismo, Héctor De Benedictis; el secretario de Obras Públicas, Raúl Álvarez; la diputada provincial, Clara García; miembros del Comité Ejecutivo de la Fundación Rosario, autoridades y funcionarios municipales.