17 de diciembre

Cultura

Rosario rinde homenaje a la artista Graciela Sacco

Con la muestra Mágico-Primitiva en el Centro Cultural Parque de España e intervenciones en distintos espacios públicos el municipio propone recuperar la obra de la reconocida rosarina.

A modo de homenaje, la Municipalidad de Rosario, a través de la Secretaría de Cultura y Educación, organizó una muestra y una serie de intervenciones urbanas que recuperan la obra de la artista Graciela Sacco. El miércoles 15 de agosto a las 19 se inaugura Mágico-Primitiva en el Centro Cultural Parque de España.

Graciela Sacco nació en Rosario en 1956. Desarrolló una carrera como artista, poblando una obra de gestos que bifurcaron su trabajo y se extendieron como un rizoma, llevando su nombre hasta el reconocimiento internacional. Su obra refleja una búsqueda profunda guiada por preguntas siempre latentes. En noviembre de 2017, la sorpresa frente a su fallecimiento golpeó a la comunidad artística y cultural. Hoy, a través de una exhibición que reúne parte de sus trabajos y de una serie de intervenciones urbanas, el municipio impulsa esta propuesta a modo de homenaje pero también como reconocimiento a la potencia de su trabajo que trasciende los límites del campo artístico.

Las acciones propuestas reubican su producción en el espacio público y revelan sus indagaciones estéticas. Por una parte, la muestra Mágico-Primitiva. Graciela Sacco y Rosario en el Centro Cultural Parque de España (CCPE) permitirá conocer piezas nunca expuestas en la ciudad, pruebas de artista y sus últimos proyectos. Luego de su inauguraición oficial el próximo miércoles, podrá visitarse hasta el domingo 7 de octubre, de martes a domingos y lunes feriados de 15 a 19, con una entrada de 20 pesos (miércoles gratis y jueves gratis para estudiantes).

Por otro lado, en el espacio público se desarrollarán una serie de interferencias -como Sacco las denominaba- sobre los muros de algunos edificios significativos de nuestra ciudad: bibliotecas, escuelas, museos y centros culturales son señalados de forma efímera por manifestaciones, lanza-piedras, bocas y alas, conformando un itinerario denominado Territorio Sacco. Asimismo, se restauraron una serie de obras diseñadas por la artista para espacios públicos: Entre nosotros en el Jardín de los Niños y en el Museo de la Memoria, y Sombras del sur y del norte en la Facultad de Humanidades y Artes. Estas piezas conforman una parte del valioso patrimonio cultural de todas las rosarinas y los rosarinos.

El arte como incansable amor a la vida

El trabajo de Graciela Sacco encuentra una validación permanente en sus colegas, sus compañeros de ruta, su gente querida. Algunos de ellos fueron invitados a escribir un texto que acompaña la muestra que se exhibirá en el Parque de España. Néstor García Canclini, Aníbal Jozami, Peter Osborne, Diana Lorenstein, Roberto Echen, Rubén Chababo, Clara Garavelli, Chiqui González, Guillermo Ríos, Fernando Farina, Belén Antola, Diana Weschler, Florencia Giordano, Lyle Rexer, Liliana Porter y Américo Castilla enviaron sus palabras para esta iniciativa a través de la recuperación de anécdotas y experiencias como sinónimos de afinidad, respeto y admiración.

“Con sus ojos bien abiertos, observando el legado vanguardista a la vez que atenta a los dilemas de su tiempo, Graciela Sacco logró construir una de las obras más perdurables del arte latinoamericano del último medio siglo”, afirma Rubén Chababo. También recuperando su fisonomía, la ministra de Innovación y Cultura Chiqui González agrega: “La gran mujercita de pelo rojo nos quiso hacer mirar con los ojos de hoy el niño que fuimos, jamás para volver a la infancia, sino para afirmar lo que nos debemos, para decir que no todo muere y para demostrar que crecer es un trabajo de nobleza y testarudez, de crítica impiadosa y de ternura infinita”.

El cuerpo es un denominador común en su obra. El cuerpo allí, en escena, a veces casi insinuando desde los bordes de lo no dicho y otras, desde la denuncia encarnada en la corporalidad y acomodado en un espacio, recortado en un tiempo. Sobre este aspecto se explaya Guillermo Ríos, a cargo de la muestra desde la Secretaría de Cultura y Educación: “Las bocas, los cuerpos impresos en tablas, valijas, papeles, cortinas de baño, espejos, paredes, se multiplican. A veces se muestran enteros, desafiantes, arrojando algún objeto, otras tantas solo se trata de ojos, de manos o de rostros. A veces el espacio es mínimo y otras veces se expande. Estas operaciones, como diría Jacques Rancière, arrancan a los sujetos de un locus naturalizado y los coloca en otra parte”.

La curaduría de la muestra está a cargo de Belén Antola, artista plástica, profesora de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, quien trabajó junto a Sacco en rol de asistente, pareja de trabajo, compañera incansable. Desde ese lugar, la curadora recupera la figura de Sacco desde la clave de su vinculación con Rosario, su ciudad: “Rosario implicaba para ella un todo, un lugar entre lo mágico-primitivo, donde uno puede sumergirse de manera casi animal e instintiva en la tórrida jungla urbana y descubrir casi mágicamente la belleza escondida en cada esquina. Así la ciudad podía ser intervenida, tanto en los espacios públicos como privados, y cobrar nuevas significaciones bajo su toque de alquimista”.

Desde la experiencia compartida, Néstor García Canclini recuerda su trabajo como curador en torno a la obra Cualquier salida puede ser un encierro para la exposición Extranjerías, que tuvo lugar en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo de México, en 2012. “Bien enterada de las corrientes relacionales y participativas del arte, Graciela ofrece en sus trabajos la incertidumbre de quien no aplicaba ni esas ni otras buenas intenciones de las estéticas, las reinventaba en espacios, señalizaciones y fotos perturbadoras. Como en el mar, abre espacios para los ecos, preguntas y paradojas”, sostiene García Canclini.

Los textos dedicados a Graciela Sacco son amorosos, hablan de coraje y decisión a la hora de empuñar el arte como herramienta de lucha. Clara Garavelli es profesora de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Leicester (Reino Unido) y es hija de Graciela. Entre los recuerdos sobre su madre, comparte el registro hecho sobre la vieja tienda La Favorita. “Aparece ella en el último piso, explicando las bellezas arquitectónicas del lugar, mientras la gente se desplaza como hormigas ajenas a tal esplendor. Más que preguntas, su reacción nos muestra la magia del que descubre algo por primera vez y nos incita a experimentar las maravillas del día a día. Me quedo con ello, con su incansable amor a la vida”.

Territorio Sacco. Intervenciones urbanas

Territorio Sacco estará compuesto por variadas intervenciones urbanas, una forma estética que Graciela Sacco denominaba interferencias.

Las interferencias se podrán encontrar en el hall de ingreso de la Escuela de Bellas Artes de la Facultad de Humanidades y Artes (Corrientes 745), con la obra Quién fue? Allí también se realizará la restauración y puesta en valor de la obra de sitio específico de la serie Sombras del Sur y del Norte: el incendio y las vísperas, realizada por Graciela Sacco en el año 2000. Además, en el ingreso por calle Entre Ríos 758, se podrá encontrar una intervención de la serie Bocanada. De la misma serie, también habrá intervenciones en la Escuela Municipal de Artes Plásticas Manuel Musto (Sánchez de Bustamante 129), en el Centro Cultural Parque de España (Av. Arturo Illia y Sarmiento) y en el Centro Cultural La Toma (Tucumán 1349), donde también habrá intervenciones de la serie El combate perpetuo.

Por su parte, en la Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez (Pasaje Álvarez 1576) se instalará un intervención de la serie En peligro de extinción, al igual que en la Escuela Municipal de Danzas y Arte Escénico Ernesto de Larrechea (España 674).

En el Museo de la Memoria (Córdoba 2019) se podrán visitar instalaciones de las series Quién fue? y el El incendio y las vísperas.

En El Jardín de los Niños (parque de la Independencia) se montarán intervenciones de la serie Esperando a los bárbaros, y se realizará la restauración y puesta en valor de la obra Entre nosotros realizada por Graciela Sacco en el año 2001. Finalmente, en el Museo Castagnino (Av. Pellegrini 2202) se podrá ver una intervención de la serie Quién fue?.