12 de diciembre

Temas del día

Ambiente

Participación

Vecinas y vecinos de barrio Moreno participaron de una plantación de árboles

En el marco del proyecto de urbanización integral, se colocaron ejemplares de lapacho rosado en una de las calles recientemente abiertas.

En el contexto de la urbanización integral y la transformación de barrio Moreno, este martes 7 de agosto la intendenta Mónica Fein junto a vecinos y vecinas, referentes de instituciones y autoridades municipales llevaron a cabo una plantación de árboles, en el tramo de Presidente Quintana entre Moreno y Balcarce, una de las calles abiertas recientemente.

La plantación de árboles responde al programa de intervención ambiental que se desarrolla en el lugar, y donde colocarán un total de 350 ejemplares en las 32 cuadras intervenidas. Además, se sumaron once nuevos contenedores de residuos que mejorarán la higiene del lugar.

“Cada vez que visito el barrio Moreno, tiene nuevas transformaciones. Las intervenciones integrales que ha tenido y sigue teniendo lo convierte en un barrio completamente renovado”, expresó la intendenta de la ciudad. Y agregó: “De esta manera, hoy nos encontramos junto a vecinos y vecinas plantando árboles en las puertas de sus casas, continuando con el plan de mejora del barrio”.

En el sector de la intervención ya se finalizaron las obras de redes cloacal, pluvial y de agua potable, alumbrado público, y pavimento con cordón cuneta. En tanto, actualmente se están llevando adelante las tareas de instalación de columnas de hormigón y el tendido de pre ensamblado de cables para la red eléctrica de hogares.

La vicepresidenta del Servicio Público de la Vivienda y Hábitat, María Inés Capón, explicó: “Desde hace unos días venimos plantando lapachos rosados, una actividad que se realiza con los vecinos, y que constituye una parte de la licitación que se hizo con la empresa, junto a los otros servicios ya otorgados, siendo la última etapa”. Además, mencionó que no solo se pavimentaron las calles ya existentes, sino que también se abrieron dos arterias por el pedido explícito de los vecinos y las vecinas: Presidente Quintana y Doctor Riva.

Margarita nació en el barrio y esta mañana plantó un árbol en la puerta de su casa junto a Fein, con enorme alegría por los grandes cambios que vive el barrio. “A mí me gustan muchos los árboles y las plantas, ahora vamos a poder salir a la vereda a tomar mates abajo de la sombra”, manifestó.

Viviana, otra vecina de barrio Moreno, agredece por la transformación: “Para nosotros es un cambio importante, ahora tenemos calles abiertas y mejores servicios, como la luz, que permite que los chicos puedan estar hasta más tarde en la vereda”.

Este proyecto de urbanización extendió su área de intervención hacia el barrio Matheu, donde se ejecutaron seis cuadras de pavimento y cordón cuneta en Presidente Roca desde Garibaldi hasta bulevar Seguí. Actualmente, se encuentra en ejecución el pavimento en Biedma entre España y Presidente Roca y además las obras de cloacas en pasaje Navarniz entre Biedma y 24 de Septiembre, para la posterior ejecución de pavimento definitivo.

En el sector inicial de la intervención, sólo resta la ejecución de veredas en sectores donde las viviendas aún se encuentran sobre la línea de edificación.

La transformación fue impulsada desde el Ejecutivo municipal y es ejecutada por el Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat. Cuenta, además del financiamiento municipal, con aportes del gobierno provincial para la construcción de viviendas, y del gobierno nacional, a través del Promeba, para las obras de infraestructura y del Club Infantil Oroño inauguradas en enero de 2016.

La importancia de los árboles

Los árboles cumplen una función vital en las ciudades: aportan sombra, contribuyen a bajar las temperaturas, mejoran calidad del aire, benefician la salud de los ciudadanos y reducen la contaminación sonora. Además, embellecen las plazas, paseos, parques y calles.

La forestación rosarina está distribuida teniendo en cuenta el tamaño, la especie y el colorido y floración que estas presentan según las estaciones del año. De esta manera, se puede disfrutar de una ciudad en armonía con la biodiversidad que presenta.

El mantenimiento y la plantación de nuevos ejemplares se realiza bajo una planificación que contempla el arbolado de alineación, el diseño paisajístico y la jerarquización de las especies autóctonas. Para ello, desde 2005, se lleva adelante un censo de arbolado urbano. En ese año se contabilizaron un total de 185.029 árboles en veredas, tal cifra trepó a 219.946 en 2015.

Actualmente la ciudad cuenta con 420 mil árboles en las veredas y espacios verdes. La meta planteada para el 2030 es llegar a vivir en una ciudad con 1 millón de árboles.