19 de agosto

Intendencia

Agricultura Urbana
Internacionales

Mónica Fein expuso el programa de Agricultura Urbana rosarino en un foro de la FAO en Lima

Fue invitada por la organización alimentaria de Naciones Unidas para exponer las políticas locales de promoción de la producción agroecológica y la experiencia de parques-huerta y ferias.

La intendenta Mónica Fein, junto al secretario de Economía Social, Nicolás Gianelloni, y Antonio Lattuca, coordinador del Programa de Agricultura Urbana de Rosario, participó este miércoles en Lima, Perú, del Simposio y Seminario Regional Desarrollando sistemas alimentarios sostenibles en zonas urbanas de América Latina y el Caribe, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés Food and Agriculture Organization).

La titular del Palacio de los Leones fue invitada para exponer ante autoridades de diversas ciudades de América Latina la exitosa experiencia rosarina de la agricultura urbana, los parques-huerta, la producción agroecológica y sus procesos de intermediación entre productores y consumidores, como lo son las ferias de economía social, los ecocanjes o la nueva alternativa que constituye el Mercado del Patio.

En su intercambio con los participantes del foro, Fein recordó que Rosario comenzó a impulsar las huertas agroecológicas en medio de la crisis de 2001 como una alternativa laboral y un importante recurso alimentario. Con el correr de los años, la experiencia fue tomando fuerza y pasó a ser una política pública fundamental, incluyendo estos espacios dentro de la planificación urbana y aprovechando terrenos que hoy forman parte del denominado cinturón verde.

Actualmente, la ciudad cuenta con 72 hectáreas preservadas, 35 hectáreas de quintas destinadas al cinturón verde, 30 hectáreas de emprendimientos de Agricultura Urbana, 280 huerteras y huerteros que producen y comercializan, 600 jóvenes huerteras y huerteros que se capacitan, 2.400 huerteras y huerteros que producen para el consumo familiar y 700 ferias municipales a lo largo de este año.

“Rosario es el único municipio de Argentina en el que la agricultura urbana es una política pública permanente. Los parques-huerta están incluidos dentro del Plan de Ordenamiento Territorial y permiten a los huerteros y huerteras acceder a la tenencia segura de la tierra, con lo cual se les garantiza el uso del suelo por todo el tiempo que puedan cultivarla”, destacó Fein durante su ponencia.

“Hoy el desafío es seguir extendiendo estas políticas en toda el Área Metropolitana y así avanzar en la soberanía alimentaria. Pero, además, entendemos que tenemos un rol fundamental en acercar los productores a los consumidores, por lo que potenciamos nuestras ferias barriales, el Biomercado, y actualmente dimos un paso más con el Mercado del Patio, donde la relación es estrechamente más directa y de forma sostenida”, completó la mandataria local.

El foro se desarrolló en Lima este miércoles y continuará el jueves 10, con los objetivos de exponer los avances y desafíos para el desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles en América Latina y el Caribe; generar un diálogo entre representantes de las ciudades de Lima, Quito, Tegucigalpa y Rosario, así como con municipalidades del Perú como Tambogrande y La Matanza en Piura y Chanchamayo en Junín, a fin de establecer recomendaciones para el trabajo futuro a nivel urbano, nacional y regional.

El encuentro organizado por la FAO-Perú busca compartir además los resultados del proceso de desarrollo de sistemas alimentarios sostenibles en zonas urbanas, conseguidos a través del proyecto “Nadhali-Desarrollando sistemas alimentarios sostenibles en zonas urbanas”.

Sobre la FAO

La FAO es la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, una entidad supranacional formada por múltiples países que funciona bajo el amparo de la ONU. Su función principal es conducir las actividades internacionales encaminadas a erradicar el hambre.

Para desarrollar esa función debe actuar como un foro neutral donde países en desarrollo y desarrollados negocien los distintos acuerdos a llevar a cabo. De esta forma, la FAO ayuda a los países en desarrollo y a los países en transición a modernizar y mejorar sus actividades agrícolas, forestales y pesqueras, con el fin de asegurar nutrición para todos.

Una de las funciones principales de la FAO es la de involucrar a los Estados miembros en convenciones y acuerdos sobre cuestiones relativas a la alimentación y la agricultura, las que son de cumplimiento obligatorio una vez aprobadas.