20 de noviembre

Intendencia

Salud

“Nuestro Laboratorio de Especialidades Medicinales vuelve a ser un ejemplo”

Fein participó de un foro en el que profesionales y trabajadores del LEM analizaron avances del proyecto para el desarrollo de medicamentos huérfanos que logró financiamiento nacional.

La intendenta Mónica Fein, junto al secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, participó el miércoles 24 de septiembre del cierre de la Segunda Jornada Institucional del Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM), encuentro que tuvo como objetivo debatir sobre las líneas de acción del organismo y los avances y perspectivas vinculados al proyecto por el cual se recibió un subsidio de 40 millones de pesos, por parte de la Nación, para el desarrollo de nuevos medicamentos huérfanos estratégicos para el país; ello fue tras haber sido seleccionado el laboratorio rosarino entre postulantes de todo el país por un proyecto de investigación presentado ante la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

Cabe destacar que el LEM se hizo acreedor a dicho subsidio junto con la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacia de la Universidad Nacional de Rosario, y el consorcio conformado a tal efecto por ambas entidades del ámbito público tendrá a su cargo “el desarrollo de productos basados en vitaminas y antiparasitarios”.

En el marco del encuentro, concretado en las instalaciones del club deportivo Adir, de Bordabehere 4130, la intendenta destacó la trayectoria de esta sociedad del Estado municipal nacida en 1992. “Es un sueño que creció y se hizo realidad cuando entendimos en los 90 que el Estado debía tomar un rol determinante en materia de medicamentos, y así tomamos la decisión (tuve suerte de ser parte inicial) de impulsar este laboratorio”.

“No me canso de contar que en ningún lugar de todos los que recorro en la ciudad alguien me dice que no tiene acceso a algún medicamento. Eso me llena de orgullo, y ustedes deben sentir lo mismo”, amplió Fein ante trabajadores del LEM e insistió en que “el medicamento debe ser un derecho, de acceso a todos los ciudadanos. En Rosario ése es un sueño y desafío colectivo cumplido”, y agregó que “hoy llegan mejoras y objetivos por cumplir. Con la decisión política del municipio y la Universidad, y un gran equipo como ustedes”.

“Ustedes fortalecen nuestra idea, los medicamentos se pueden producir para que se conviertan en un derecho de todos y todas, y no como un fin comercial”, ratificó. La intendenta destacó, además, que con “este convenio vamos a mejorar la tecnología, la investigación, pero sobre todo consolidar el equipo de trabajo que nos llena de orgullo a todos nosotros”.

Fein recordó que “este convenio que hemos firmado, Público-Público, nos permite, con un subsidio nacional, ampliar los lugares de producción de medicamentos e investigar y producir lo que se llaman medicamentos huérfanos, aquellos que no produce ninguna empresa porque no es negocio pero son indispensables para salvar la vida de las personas”. Y concluyó que con ello “el LEM vuelve a ser un ejemplo”.

Estuvieron presentes en el encuentro el presidente y vicepresidenta del directorio del LEM, Juan José D’Aloisio y María Fernanda Pesado, respectivamente, y también el decano y vicedecana de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacia, Esteban Carlos Serra y Patricia Margarita Castellano.

Un consorcio Público-Público

El logro vinculado al Fondo Argentino Sectorial por el cual el LEM recibió el subsidio por parte de la Nación para el desarrollo de nuevos medicamentos fue destacado por el presidente del directorio, Juan José D’Aloisio, quien detalló que “este proyecto nació a partir de la implementación de la Ley 26.688 que declara de interés nacional la investigación y producción pública de medicamentos y materias primas para medicamentos; a partir de allí la Secretaría de Ciencia y Tecnología implementa estos subsidios para fomentar la investigación y desarrollo en los laboratorios públicos”.

“La condición era conformar un consorcio Público-Público; allí nos presentamos (junto a la Facultad de Bioquímica), fuimos los primeros postulantes de todo el país con un proyecto de investigación presentado ante la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, y lo ganamos. Y eso significa una considerable erogación del Estado nacional, donde parte de ella quedará en la Facultad y parte en el LEM”, amplió D’Aloisio.

El profesional estimó que “concretar todo el programa completo llevará 3 años. En ese período tiene que estar montada la infraestructura, el funcionamiento, la maquinaria y los profesionales que nos están capacitando en la Facultad; con todo ello podremos aumentar la capacidad de producción y generar nuevos fármacos”.

El decano de la Facultad, Esteban Carlos Serra, señaló por su parte que “las posibilidades que tenemos son muy buenas, se formó un gran equipo y felicitamos a todo el grupo que trabajó en el armado del proyecto”. Y destacó también que “la Universidad pública está comprometida con el proyecto de Salud Pública”.

María Fernanda Pesado, vicepresidenta del Laboratorio, coincidió en que “se formó un verdadero grupo de trabajo entre la Facultad y el LEM y esto se notó desde un primer momento, más allá de que el proyecto se hiciera o no. Ya éramos un equipo sólido para poder empezar a trabajar en conjunto”.

Sobre el proyecto

El aporte económico de la Nación se da en el marco del Programa de Innovación Tecnológica, que tiene como objetivo el financiamiento parcial de proyectos de especialidades medicinales consideradas estratégicas para el país y, principalmente, para incrementar el acceso de las población a dichos medicamentos.

Estos fondos servirán para dotar al LEM de un área de investigación y desarrollo con trabajadores capacitados y con capital para el desarrollo de medicamentos.

El Laboratorio de Especialidades Medicinales se hizo acreedor a dicho subsidio junto con la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacia de la Universidad Nacional de Rosario. El consorcio conformado a tal efecto por ambas entidades del ámbito público tendrá a su cargo “el desarrollo de los productos basados en vitaminas y antiparasitarios”.

El LEM

El LEM inicia sus actividades a mediados de 1993 con el objetivo inicial de producir medicamentos destinados a ser entregados sin cargo en los efectores municipales, orientados fundamentalmente a la atención primaria de la salud. Constituido como Sociedad del Estado según Ordenanza Municipal Nº 6310 de 1996, el laboratorio ha podido mejorar su gestión año tras año.

En la actualidad cuenta en su producción con diferentes tipos de comprimidos, variedad de gotas, soluciones para uso interno y externo, pomadas y cremas, antisépticos y soluciones parenterales. Se garantiza de esta manera la atención de un importante número de enfermedades, siendo el objetivo primordial de la empresa la entrega de medicamentos seguros, eficaces y de calidad.

La producción tiene como destino el abastecimiento de efectores de la Secretaría de Salud Pública Rosario, como las farmacias de los 51 centros de salud, efectores provinciales y Samcos, Ministerios de Salud Publica de la Provincia de Santa Fe, con quien se ha firmado un contrato de suministro de sueros, Ministerio de Salud de la Nación, Municipalidad de Río Cuarto y producción asociada con el LIF de Santa Fe.

Desde el año 2011 la planta de sueros cuenta con un laboratorio propio de control de calidad y un departamento de gestión de la calidad. Casi el 100 por ciento de los sueros utilizados en la provincia son producidos en el LEM y el 50 por ciento de los comprimidos básicos esenciales son elaborados en forma coordinada por los dos laboratorios provinciales.

En ambas plantas se desempeñan noventa empleados entre los cuales hay profesionales farmacéuticos, bioquímicos, ingenieros y contadores, distribuidos en distintos sectores de producción, control de calidad, gestión de la calidad, mantenimiento y administración. El resto del personal se distribuye entre técnicos y operarios en sus respectivas áreas.

El LEM cuenta desde el año 2004 con la habilitación de ANMAT y la certificación nacional de varios de sus productos y está considerado entre los cinco laboratorios de producción pública mejor posicionados del país, siendo el único en haber ganado tres licitaciones internacionales consecutivas para la provisión del Plan “Remediar” a quien provee de cremas de Betametasona y Miconazol.

Además, desde el año 2006 cumple con la certificación de Normas ISO 9001-2008 con alcance al diseño y elaboración de especialidades medicinales en las formas farmacéuticas de comprimidos, polvos, líquidos y semisólidos y su comercialización, y se está trabajando en la actualidad para hacerla extensiva a la planta de sueros.

Es importante destacar que Representantes del Laboratorio de Especialidades Medicinales y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación firmaron un convenio de cooperación para la provisión de medicamentos destinados a la población privada de su libertad alojados en los penales del Servicio Penitenciario Federal de todo el país.

El convenio se dio en el marco de la Producción Pública de Medicamentos, para garantizar que medicamentos básicos esenciales estén disponibles para ser utilizados en los efectores de la salud pública. 

Producción actual por sector    

La planta de calle 3 de Febrero produce actualmente 280.000 sachet mensuales en jornadas de 24 horas de lunes a viernes.

El sector de líquidos y semisólidos produce más de 1.000.000 de unidades de cremas anuales. Además, 450.000 unidades de líquidos. Finalmente el área de sólidos tiene una producción anual de 20.000.000 de comprimidos. A mediados de 2009 se logra la habilitación de la planta de calle Lavalle para la fabricación de cosméticos y durante el mes de septiembre se producen los primeros lotes de repelente para insectos, dando así respuesta el laboratorio a la necesidad de las autoridades sanitarias de contar con todos los elementos para combatir el Dengue.

En la actualidad, el Laboratorio se encuentra en un proceso de crecimiento y reestructuración de la planta de sueros que le permitirá su habilitación por ANMAT, que culminará el año entrante. Además se encuentra aprobado el proyecto conjunto con la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UNR para el desarrollo de nuevos fármacos y el acondicionamiento de la planta de calle Lavalle para contar con un área de diseño y desarrollo y sectores de escalado y piloto para las producciones futuras.