21 de noviembre

Infancia

Capacitación

Finalizó el ciclo de capacitaciones para educadores de jardines de infantes particulares

A lo largo de seis encuentros presenciales, el programa de formación organizado por el municipio posibilitó actualizar conocimientos y reflexionar sobre la práctica pedagógica de las docentes.

Este miércoles se desarrolló, en el salón de actos de la Escuela de Educación Media Nº 431 Gral. José de San Martín (Entre Ríos 145), el último de los seis encuentros de capacitación para educadores de jardines de infantes particulares programados por la Dirección de Infancias y Familias del municipio, en el marco del Programa de Formación, Actualización y Reflexión de la Práctica Pedagógica

Desde el área organizadora, destacaron que el trabajo con los educadores de primera infancia es fundamental para potenciar la labor que se realiza desde el municipio a fin de garantizar los derechos de niñas y niños. “La mirada del Estado tiene que estar puesta sobre lo que sucede en los jardines de infantes para garantizar que cada uno de los niños que concurren a esas instituciones alcancen aprendizajes, para lograr que se potencie su desarrollo y, en definitiva, que tengan una vida plena”, afirmó la directora de Infancias y Familias, Silvia Pezzoni.

Respecto a la capacitación, que se desarrolló a través de diferentes dinámicas lúdicas, permitió el abordaje de tres ejes de la tarea docente: la construcción vincular, el espacio y el tiempo y la planificación. “Nuestra metodología de trabajo es a partir del juego, porque esa es la actividad fundante de la subjetividad y sociabilidad del niño”, aclaró Pezzoni. Así, entre juego y juego, las educadoras que asistieron aprendieron y reflexionaron sobre su tarea cotidiana. 

Rompiendo el clásico formato de este tipo de encuentros, según el cual los asistentes permanecen principalmente sentados y escuchando, en este caso los cuerpos de las participantes fueron adoptando diferentes posturas, ritmos e intensidades, logrando así vivenciar diferentes experiencias que apuntan a que puedan enfrentar de un modo diferente y renovado su trabajo diario con niñas y niños.

En ese sentido, Marcelo Guillermero, integrante del equipo socioeducativo de la Dirección de Infancias y Familias y una de las personas encargadas de llevar adelante el ciclo, expresó que el objetivo es “poner bajo la lupa la práctica cotidiana”, y explicó el por qué de  la metodología: “Lo hacemos jugando porque, entre otras cosas, al jugar las personas reducen mucho la resistencia a poner en cuestión su práctica”.

Esta modalidad de trabajo ancla sus raíces en la ludopedagogía, que permite pensar al juego no como una herramienta, un medio para obtener un fin, sino como “un proceso que construye diferentes experiencias, desde las que se pueden ir tomando indicadores que serán analizados luego”, explicó Guillermero.

La transformación de la labor docente

María Laura López es directora del Jardín Cuentacuentos (distrito Centro), institución que viene participando de los diferentes encuentros de formación que viene proponiendo el municipio desde hace años. En esta ocasión, se acercó a participar junto a dos docentes de su equipo, con quienes luego hará un trabajo institucional para compartir lo aprendido con sus compañeras y lograr que esta experiencia se multiplique llegando a las niñas y niños de su establecimiento educativo.

Por su parte, Viviana Araca, del Jardín Don Gato (distrito Norte), valoró positivamente las habilidades de quienes estuvieron a cargo de la capacitación y afirmó que “ellos saben transmitir lo que saben”. Por otro lado, rescató que aprendió muchas estrategias nuevas y logró refrescar conocimientos anteriores para su labor cotidiana.

Asimismo, expresó que la formación le permitió lograr una nueva mirada sobre materiales que ya tenía a su disposición y, a modo de ejemplo, comentó: “Yo conocía ciertos cuentos que pensaba que no le iban a llamar la atención a los chicos, pero contados de la manera en que se contaron en estas jornadas, a mí me parecieron otros cuentos”.

Supervisión de Jardines de infantes particulares

La Dirección de Infancias y Familias municipal lleva adelante la supervisión técnico-pedagógica de los Jardines de infantes particulares (instituciones que se solventan únicamente mediante el pago de un arancel por parte de las familias que envían a sus niños). Actualmente, 210 jardines, a los que concurren cerca de 11.000 niñas y niños, son supervisados por el municipio.

La supervisión abarca aspectos administrativos, y pedagógicos, verificando la calidad de las planificaciones, la idoneidad de los profesionales contratados y otros aspectos organizativos.
Cuando se detectan irregularidades, se efectúan visitas de seguimiento al jardín hasta tanto se mejoren las falencias detectadas.