17 de diciembre

Educación

Plan Abre

Tradicional escuela de Grandoli y Gutiérrez festejó 50 años

La comunidad educativa de la Kennedy celebró con música en vivo y bailes folclóricos las bodas de oro de la emblemática institución. El acto fue acompañado por el secretario General Pablo Javkin

El barrio Grandoli celebró este viernes 22 de septiembre los 50 años de la Kennedy, como se conoce popularmente a la escuela pública primaria N°1078, ubicada en la esquina de Grandoli y Gutiérrez. Alumnos, padres y docentes compartieron un acto que contó con la presencia de autoridades municipales.

La apertura del festejo estuvo a cargo de la Banda Infanto Juvenil Rosa Ziperovich. Luego, tomó la palabra el secretario General Pablo Javkin, quien hizo entrega de una Bandera Nacional Argentina, y una de la ciudad de Rosario a la comunidad educativa de Grandoli.

Para el funcionario municipal “pocos actos son más lindos que los de una escuela, más cuando cumple los 50 años”. Y al recordar su época de formación primaria expresó: “Tuve la oportunidad de haber vivido en la escuela pública el saludo a la mañana del portero, el cariño de las docentes”.

El director del Centro Municipal Distrito Sur Rosa Ziperovich, Marcelo Gamboni, también participó del acto y destacó el rol de las docentes de la institución “con las cuales trabajamos codo a codo para que el barrio salga siempre adelante”. Además, el referente distrital se refirió a las obras de infraestructura del Plan Abre que se están desarrollando en el barrio. “Acá seguimos avanzando con equipos locales y provinciales: mejoras edilicias, plazas, conformación de consorcios, acciones concretas que mejoran la calidad de vida de los vecinos”, manifestó.

Por su parte, el padre Eduardo Robledo de la iglesia María Madre Mediadora de todas las Gracias, ubicada a pocos metros de la escuela, bendijo a la institución y a la placa recordatoria por los 50 años que fue descubierta por la delegada del Ministerio de Educación de la Región VI, Daiana Gallo Ambrosis, y por Pablo Javkin.

La jornada culminó con los protagonistas de la escuela: sus estudiantes que bailaron, ante más de 300 personas presentes, danzas tradicionales con vestuarios típicos para poner color y alegría al festejo.